Blogia
I Fought The Law

Snakedriver

Snakedriver Se acabó. Tantos días de nuestras vidas ahí a nuestro lado, y muchos ni le habíamos dado la importancia que se merecería. Entre ellos se encuentra el arriba firmante. Si bien es cierto que ahí dibujó en los 80 un primo mío, y que un par de personas que publicaban ahi son, digámoslo, muy buenos amigos, sí que es cierto que no tengo en mi casa montañas de El Víbora. La prefería mil veces a el cada vez más inofensivo El Jueves, pero mis preferencias por esa joya de la humanidad llamada TMEO me decantó por el corrosivo 'zine vasco en perjuicio de la histórica y ya finiquitada cabecera.
Desde la portada, obra de Nazario, hasta la contra, copia de la del número uno de 1979 y obra del mismo, todo en éste número tiene algo de áurea emotiva, de saber ser concienstes de llegar al fin. Mauro Entrialgo lo deja muy claro en sus páginas dedicadas a El Demonio Rojo -para iniciados,el mismo plumilla que dibuja en el Jueves a Angel Se Fija. Alvarez Rabo, en una historieta en la que se muestra en su supuesto trabajo en el Corte Inglés, queda absolutamente frustrado cuando un cliente suyo y el padre de éste, que se han revelado como lectores de El Víbora, no recuerdan a Rabo como uno de los más grandes, por su mezcla de humor cafre, sexo salvaje y política. A este coctel cabe añadirle los testimonios de los varios redactores jefes que ha tenido la revista, incluído el ínclito, y hoy conocido por otras tareas, Hernán Migoya - juro que no he leído su libro, así que no opino-.
Hay mil cosas más, no pienso revelarlas. Sólo espero que hagáis como yo, que me puedo equiparar a cualquiera de los manifestantes de la historieta de Man en este número, redimáis vuestros pecados y os llevéis esta edición número 300 de la revista para supervivientes por excelencia.

P.D. El otro día en el metro, haciendo la misma ruta para acudir a mi sub-trabajo, me volvía encontrar a los manguis de plastelina que mencionaba en el post anterior. Mismo recorrido, mismo horario. Un chorizo de verdad no se expone tan fácilmente a las evidencias, por lo cual empiezo a sospechar realmente que se trate de trabajadores subcontratados por el ICUB , dentro de las actividades de "BCN, fem-ho B" para mantener la delincuencia de a pie, se conserve como bien cultural, y de paso no nos permita recordar que los verdaderos delincuentes son otros.

Escuchando: Makoki - Paraíso
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Klaudia -

Ola. Ya se ke esto no tiene nada ke ver pero ponia ke estabas escuchando makoki y yo la kiero desde hace mucho tiempo y me preguntaba si me la puedes pasar. Mi email es agataklau@hotmail.com. GRACIAS
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Maria -

He visitado tu blog apenas 8 horas más tarde de enterarme de la dirección. Luego dirás que no soy aplicada. Al respecto de tu emotivo homenaje al Víbora, por si te hace ilusión, que sepas que tengo en casa unos 40 números salteados des de principios de los 80 hasta mediados de los 90. Bonita manera de observar la progresión (o estancamiento) de esta ilustrativa publicación. Resumiendo, si te apetece echarles un repaso ahora que estás en el paro, aprovéchate. Estaré encantada de compartir contigo esta pequeña joyita. Eso sí, préstame a cambio algún libro que estoy seca de letras.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres