Blogia
I Fought The Law

Ten years gone

Image Hosted by ImageShack.us

Hurgando por fotos viejas, escaneadas de cualquier manera, me he encontrado esta instantánea. Más o menos a día de hoy debe cumplir unos 7 años desde que fue tomada. Era marzo de 1998 y las instalaciones de nuestra facultad eran infrahumanas desde hacía tiempo. La provocación que suponía el hecho que, en verano de 1997, demolieran varios aularios para construir un Parque Cientifico modelno-guai y nos mandaran a barracones fue el detonante de todo el Cristo. Nuestro césped iba a ser convertido, ya de paso, en un bonito parking. Y unas cuantas más instalaciones estaban amenazadas. Eso sumado al humillante rosario de goteras, de ventanas que no se cerraban, de una calefacción molesta que provocaba desmayos o helaba. Y sumado a que el terreno donde desde 1992 debía reposar un bello edificio nuevo al lado del CCCB no era más que un descampado en el que se rodaban muchos anuncios de TV a causa de sus llamativos graffitis.
Un día dijimos basta. Cogimos entre los compas AEPeros las hachas de guerra y nos liamos a hacer agitación y propaganda de la buena. Los indepes del BEI, como era habitual en aquel entonces, se tornaron vacilantes, dudosos. Mucha estelada y mucha cinta de Inadaptats pero se cagaban ante el movimiento real. Aquello les desbordaba. Las asambleas abarrotaban el vestíbulo principal y los pasillos que accedían a él. No se hacía ni una clase mientras nos reuníamos, y nuestras acciones -siempre se hacía alguna- eran impactantes, imaginativas. Joan Clos huyendo de una inaguración tras una masa de estudiantes que corrían mientras sonaba la señal de "a la carga" de la trompeta de Sebas, los 7 pisos de escaleras que accedían al comisionado de universidades tomados por estudiantes, ocupaciones de facultad espectaculares, los vicerectores en un hoyo rodeados de casi dos millares de estudiantes cabreados en formación pre-lapidación, un ataúd haciendo de ariete contra la puerta de la Sala de Juntas del edificio viejo de la UB. No nos tosía nadie. LLegamos a un punto de fortaleza, de movilización y de unidad que logramos atemorizar a las autoridades académicas -real, me consta-. Ni las vacaciones de Semana Santa nos anestesiaron, sólo pudo con nosotros el dañino mes de Junio y sus obligaciones académicas. Y en años sucesivos, continuamos.
No se consiguió todo lo que pedimos, aunque hubieron mejoras evidentes -hoy, los chavales no tienen que soportar el ver documentales con aparatos Telefunken de la época de los juegos de Montreal-. La facultad llegará 5 años tarde, no es para tirar cohetes, pero me pregunto yo si ese pozo de basura donde aún están las carreras de letras de la UB se hubiese perpetuado de no haber hecho nada. Y lo mejor de la experiencia: el enriquecimiento personal. Muchos de los mejores se forjaron ahí, y en un tanto por ciento muy elevado hemos seguido fieles al espíritu inconformista que nos movió. No quiero citar nombres, porque me dejaría a muchos, pero en esas emocionantes semanas nacieron algunas de las mejores amistades que hoy aún conservo.
A posteriori me he enterado de opiniones de personas que asistieron, pasiva o activamente, a aquellos días. Por un lado, una persona llegó a asegurarme hace poco que el movimiento lo matamos nosotros por ordenes partidistas -y una mierda, y hay al menos un blogero que puede corroborarlo-. Por otro lado, una estúpida que me encontré en el bar Kentucky me soltó a la cara algo así como "¿tu eras el del partido universitario nosecual, verdad?... no valía la pena hacer tanto el notas" -no sé porque no le pegué dos ostias-. Por otro, los que en su momento nos acusaron de amarillos y pedir sólo mejoras en infraestructuras en vez de poner en jaque las formas de dominación, organización, estructuras políticas y otras paranoias de los forofos de Foucault y Toni Negri -algun día de estos le dedicaré el post al mamonazo del italiano-. Como si no hubiese un transfondo social, ideológico -que lo había- en todo lo que se hizo. Y finalmente, gracias al Arquitecto, la inmensa mayoría -por lo normal personas anónimas- tiene una visión más positiva de todo el asunto.
Dernhelm me en envio hace poco por correo unas cuantas fotos más, de 1999 o 2000, creo recordar. Fueron también grandes años, pero la frescura original ya no era la misma. Se iba perdiendo un poco de fuelle, quemamos nuestros últimos cartuchos contra Pilar del Castillo a finales de 2001 y aquella generación se jubiló. Los que siguieron no fueron, a mi modesto opinar, tan grandes como los nuestros. Hoy sin ir más lejos, paseando por ese entrañable edificio, me he encontrado a un colega de Filosofía que aún anda en estas movidas, y se lo he dicho medio en broma, pero muy claro: a ver si movéis la facultad, que me la tenéis muerta. Es que no se les puede dejar solos, S., no se les puede dejar solos. Al final será un problema derivado de la extensión de la ESO y la retirada de la última remesa de BUPeros. Espero que no, porque si no -y como digo habitualmente- la que nos espera. Aunque me imagino que algún profesor en su momento creería, de la misma manera, que los cagados fuímos nosotros por no exigir aprobados generales como hacían ellos en el 75 y dejarnos atemorizar por unos inocentes exámenes.

Escuchando: Rather be Dead - Refused
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

10 comentarios

el autor -

Esa si que es buena eh? Nosotros aun lo tenemos.
JJJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA

sergio -

XAVI CORCOLES CON PELO!!!!!! JAJAJAJAJAJAJAJA

sergio -

I was there.... Qué años , Toni, qué años, a ver si sacas más fotos y que nos vean dar canela...

marquinho -

Esas mechas.... pareces un japo! Y esas converse de hace siete años, que ahora tan de moda vuelven a estar. Que buena foto!

dernhelm -

NO, el 99 no fue el 97. En el 97 eramos fuertes y estavamos indignados, podiamos trbajar jutos, y, al ser tantos, la sombra de las consignas "partidistas" no sobrebolava las conciencias. Era todo increiblemente emocionante, y aunque muchas veces creia que quizas no tendrian repercusion efectiva, sabia que la rabia, la teniamos que sacar por algun lado, que era justa. Por eso era tan electrizante ir a una mani i encontrarte al seños Coronas o a Alex o a Sebas arengando a las masas.
El 99 fue duro y poco agradecido. Las asambleas se hacian eternas, duras, te tenias que currar el triple de pasaclases para mover a un tercio de la gente, el techo del aula ya no volaba (increuçible esa clase de arte clasico de primero) pero se inundava el aulario y chispeava la instalacion electrica, el poder del Parc Cientific se afianzava lento e inexorable sobre las antiguas aulas. Aprendieron a combatirnos ignorandonos y nosotros fuimos cayendo, depacito en las tarmpas del trabajo d interminables reuniones a las que nadie queria ir, y cuando trbajabamos, comiendo mierda, chupando comisiones, intentando conciliar, por detras, (o por dentro, nunca esta claro el limite) nos salian traidorcillos, chupopteros, infiltrados de tres al cuarto y envidiosos. Los recuerdo como unos años duros, y, pese a todo, hizimos muchas cosas, conseguimos canvios y formamos ese monstruo que era la PMDUP, y (mi orgullo, lo siento) hizimos ese Plan de Estudios para Arte, que acabava con la locura del plan que nos toco a ti i a mi. Y hubo grandes manis, que no disfrutamos igual, porque estabamos hasta el gorro, de saber que se puede, hacerlo, y que nos dijeran que no servia para nada, del vuelbe a empezar, una vez y otra. Me dijo Lozano un dia "cansa pero es el unico consuelo, aunque no ganemos la guerra nos queda el consuelo de lo que les jode perder una batalla". El 99 fue duro, pero seguimos jodiendo, cansados, aunque efectivos.
Yo no tengo la menor duda de que esa nueva facultad es un poquito obra nuestra, y que en esas aulas mil veces imaginadas, habra equipamiento medio apañado gracias a los listados de peticiones que recojimos clase a clase y presentamos en nombre de la Asamblea. En cuanto la terminen me voy a ir a darme por alli un garbeo y me voy a emborrachar en el bar, que seguramente conservara el convenio por el trabajo que hicimos con la gente del PAS.

Pd: a esa tia del Kentucky, le tendrias que haber atizado.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

el autor -

Si, pero al del hueso le tumbamos un informe de gestión; y para las elecciones al claustro sacó solo 5 votos en su facultad -ni amigos tendría-. No niego su buen papel en sus inicios, pero acabó mamando mucha moqueta.
Y a nivel de anécdota, je, con su predecesor y otra persona q no recuerdo, hicimos una porra para ver dónde acabaría con los años. Veo que te sumas a mi apuesta :D.

kaos -

Pues esa fue mi escuela donde me formé... la verdad es que echo de menos unas movidas así, y ve, el cambio fue muy duro llegando a esta ciudad foxista donde la gente no se queja ni aunque la atropelle un tren.
Por aquí también tengo material gráfico de aquellas manis y de las reuniones AEPeras, ya te las enviaré. Y vaya recuerdos de aquella peña, por ahí alguno que fue coordinador general de AEP, la última vez que lo vi rondaba trás un hueso en EUiA, seguro que la próxima vez que lo vea estará en el PSC porque pintaba más amarillo que naranja.
Salud.

el autor -

Yo, en términos generales, lo valoro como muy positivo. Salvo algunos incidentes desagradables, muy desagradables, del que has citado uno en concreto -algo de Cornellà-
Evidentemente que no me voy a dedicar a agitar aulas a estas alturas del baile -aunque me parece muy importante que haya alguien que lo haga, ojo-. Mi sitio está en otro lado, y me siento mucho mejor ayudando a, en mis huecos libres, intentar montar unas fiestas alternativas para mayo en Badalona, mientras me dedico a pensar en cómo salir de la ultraprecariedad y discontinuidad laboral.
Y bueno, yo nunca lo vi fácil, más bien siempre tuve la conciencia de que sería muy jodido, de hecho nuestra generación previa en vez de leer Codigos Da vincis se zampaban a Althusser y tampoco fueron muy pa'llá. Pero siempre pensé que esto es util, y como decía el poeta, la utoía sirve precisamente para eso: para caminar. Y nosotros apenas hemos dado un pequeño paso.

David -

Hola Toni,

Leyendo el texto me ha venido a la mente un bombardeo de recuerdos, cuando empezé en el mundo de la política organizada. Cuando pensaba que esto, esta p.. sociedad que nos ha tocado vivir se podía cambiar y no tenía que ser tan difícil si lo intentábamos. La AEP en la enseñanza media vino después, reuniones, fiestas en Margarit, manis,... y donde ha quedado todo aquello? Ya han pasado 10 años desde entonces... recuerdas en Cornellà, esa asamblea mítica con más de 300 delegados... , y que decir de esos chiringitos de feria, Bellvitge...

Más tarde creamos la juve, se volvió a activar el partido, las manifestaciones, la Veu Rebel... y todos los camaradas que llegaron, dejaron su huella y desaparecieron, como si jamás hubieran estado con nosotros.

La verdad es que cuando recuerdo esa época tengo una mezcla de alegría y tristeza. Alegría por todo lo que hicimos y vivimos, y tristeza por todo lo que podriamos haber hecho y no hicimos, y sinceramtente, últimamente, estos recuerdos me ponen depre.

Y ahora atrapado en la rutina del día a día, intentando pagar la hipoteca, pagando la letra del coche, tragando día si, y día también en la oficina, mierda y más mierda....

Siempre nos quedará el recuerdo, y el breve deseo de volver a intentarlo, ahogado en el mar de la rutina.

maria -

Pr suerte cada uno encuentra su papel en la sociedad. Gracias, compañero, por ocuparte de temas que a los demás se nos antojan secundarios en nuestras vidas mientras nos ocupamos de no desagradar a nuestros jefes, empujando los minutos para que llegue la hora de plegar, nos desesperamos ya a mitad de mes comprobando nuestros no-ahorros, intentamos sacar tiempo y fuerza para limpiar la casa y la ropa, nos peleamos con la calculadora y la cartera en el supermercado e intentamos multiplicar los panes y los peces de nuestra nevera. Necesitamos a alguien cómo tu que piense, recuerde, medite y se informe por nosotros. Gracias por darme cada mañana algo que leer, de lo que reirme o indignarme y así recordar que todavía tengo cierta parte crítica en mi cerebro.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres