Blogia
I Fought The Law

Luna rossa

Roberto Fiore es un personaje del cual no se habla. Cuando en 1980 estalló por los aires la estación de Bolonia, la justicia italiana quiso esclarecer los hechos procesándolo. Pero se exilió a Gran Bretaña, país que se negó a extraditarlo por "razones de seguridad nacional". El delito prescribió, y ahora se dedica a dar conferencias por España a grupúsculos que pretenden defender la civilización occidental de las amenazas, de las amenazadas esquizoides que estos seres pueden ver personificadas desde el vecino magrebí hasta el sindicalista con el que compartes puesto de trabajo.
Roberto Fiore es el ejemplo de cómo algunos países se han escudado en supuestas acusaciones a determinados países "alojar terroristas" para atacarlos, bloquearlos, o masacrarlos en nombre de la bendita democracia, mientras ellos hacian lo mismo. Democracia, o democracia órganica la adjetivaria yo, al consistir en hacer lo que les sale del órgano. Maggie igual debería haberse bombardeado a sí misma.
Para que no me llamen parcial, mañana hablaré del filósofo de moda en según que ambientes, el revolucionario blando como lo llama Zizek. Mi amigo Toni negri.

Escuchando: Drama - L7
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

maria -

eres buenísimo! Para que no te llamen parcial, dices!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres