Blogia
I Fought The Law

Walk this way

Image Hosted by ImageShack.us

No me meteré con el bueno de Radio Raheem, que para los no duchos en el asunto es el señor que corona este post con sus sellos de Love-Hate. Si está ahí arriba en la presidencia es para ilustrar mínimamente el post de hoy, aunque de hecho no tenga nada que ver con los sujetos de los que voy a hablar. Vamos a ponernos en situación antes de todo. Luces y taquígrafos por favor.
Me he convertido en consumidor de uno de los canales más obscenamente malos de música: 40TV. Es lo que ponen las señoritas de recepción en los monitores para ambientar mis ratos de ocio en el estrujadero de músculos. Y dentro de su infumable programación, hay un espacio llamado HH dedicado al Hip-Hop. Con mi amigo librodearena intenté hacer una prueba con el programa, pero falló. Empezó a sonar la base rítmica, el sampler de turno y le espeté "a ver cuantos segundos tarda en aparecer la primera...". No pude acabar la frase, porque la primera negrata jamona bailando en bikini apareció de inmediato. Y uno detrás de otro son todos los clips iguales. En dos semanas sólo he observado un par de excepciones: uno de Wu-Tang Clan y unos señores llamados Dilated People. A los primeros ya los conocía, siempre me cayeron bien. Los segundos, con un vídeo la mar de simpático en el que dos negratas de barrio apagan la TV en plena aparición de Bush mientras bostezan, han conseguido lo mismo.
Y no es que tenga nada en contra de las señoras de ébano mostrando sus generosas carnes a ritmo de hip hop descafeinado y comatoso. Sino que me deja pasmado cómo el afroamericano medio que consigue cierto estatus por medio de la música, se comporta como un Neng cualquiera. Rodeado de nenazas en sus videos, enseñando coches de lujo, ropas caras, aderezado todo con una buena dosis de poses chulescas. Ok, el que sale del ghetto, no ha sido nunca nada y pilla unos dólares echándose unas rimas, es normal en cierta medida que pueda tender a ese exhibicionismo barato. Pero por mi mente circula recuerdos de cuando las cosas eran diferentes. Y de cuando Chuck D y Flavor Flav pedían a su gente que hicieran algo, que tomasen conciencia de que son lo más bajo en el escalafón social. KRS-One y su "By all means necessary". Ice-T y "Freedom of Speech". Un buen resumen de ese panorama es el clip de "Renegades of Funk" de RATM, saltan las lágrimas el verlo hoy en día. Y no era necesario tampoco adoptar un gran compromiso social y ideológico. Simplemente había bastante más humildad, y no actuaban como lo que John Carlos y Tommy Smith, los famosos atletas de México 68, decían que eran los deportistas negros: una especie de chimpancés a los que el público blanco aplaudía y tiraba cacahuetes en señal de aprobación si lo hacían bien y no molestaban. Cuando veo a Will Smith, a 50 Cent, o algún cutre de estos, no puedo evitar que esas palabras de Carlos y Smith pasen por mi cabeza.
Menos mal que siempre nos quedará The Coup

Escuchando: Microphone Fiend - Eric B and Rakim
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Brocco -

reivindico firmemente las nalgas blandas.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

maria -

Los vídeos de hip-hop son como todo. Puden intentar innovar el estilo de imagen, pero entonces se arriesgan a defraudar las espectativas de aquellos que, en cuanto oyen unos compases que empiezan con "Uh, ah, oh, men!" ya giran la cabeza para contemplar los remeneos de las negras en bikini. ¿Dónde sinó contemplar esas nalgas brasileñas que, ahún moviéndose a ritmo de master plus máximo, no dejan intuir ni un gramo de celulitis? ¿Les engominan el culo antes de salir en el vídeo? El caso es que esos traseros que parece que apretando un poco te pueden hacer un torniquete de genitales NO EXISTEN. Difruta su visión, pequeño, que para no ver culos puedes salir a la calle, y para verlos blandos-blancos, nada mejor que la Barceloneta.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres