Blogia
I Fought The Law

The Deadly Rythm

The Deadly Rythm El patrón te necesita. Pero tu no lo necesitas a él"

A las cinco de la mañana, nos encontramos en el metro los similares. La clase trabajadora en sí, como diría el tío Karl. La disminución de monos azules es directamente proporcional al descenso de conciencia para sí, usando la jerga de manual rojo al uso en los 70. Somos subterráneos, invisibles, y creo que cada vez menos conscientes de ellos. Oh, los cuellos blanco, se creen que por ir de traje o de calle no les chupan la sangre.
Recién incorporado al juvenil sub-proletariado veraniego, empiezo mi odisea laboral en agosto. Ya comenté, a propósito del hecho de trabajar domingos y festivos, que pareciere que me dedico a ello los días que nadie quiere hacerlo. Bingo, en Agosto menos aún. Subproletariado sin contrato y con jornada partida asesina: a las 4 y media de la mañana en pie, para luego volver a casa sobre el mediodía, y luego... ¡una hora a las 5 de la tarde! Aparte de que levantarse a esas horas debería ser considerado una agresión contra los derechos humanos básicos (y quiero recordar el paleolítico post que dedicó Yuri a nuestros bizarros husos horarios), es estúpida esa jornada partida que me destroza el día. Por la tarde invierto más en desplazarme (hora y media) que tiempo de trabajo (60 minutos). La presna de tendencias, de moda, la rosa, lo dice: el verano, las terrazas, vete a la playa, liga, disfruta la noche.
¿Y por que hago esto? In it for the money. Y vaya, yo que me pasé mis diecimuchos y los veintipocos consumiendo menos que un mechero, me pregunto ¿y tanta pasta, para qué? Las cosas que se me hacían superfluas, ahora son interesantes. Lectores de mp3, una camiseta chula, el carnet de conducir. Viajar en avión en vez de en tren. Las motos que venden, vendemos felicidad vía consumo.
El director teatral y ex-profesor de un servidor Ricard Salvat me ha reconocido. Le vendí el Marianne, Le Point y Le Nouvel Observateur. Le congratula que haya entrado en el club de los re-licenciados. Los cuellos blancos salen de sus oficinas de bancos, cajas, aseguradoras. Los tabloides británicos escupen más tonterías que nunca. La Nueva España emite datos contradictorios sobre Asturias: Aceralia, Duro, y otras grandes empresas duplican beneficios, pero de forma paradójica es la zona de España que más empleo destruye y con mayor emigración juvenil.
Solo pienso en que pasen estos 20 días seguidos de trabajo, 20, sin descansos. Y poder huir a la costa del sol. Por una vez, el pequeñoburgués escapismo se me hace necesario.

Escuchando: Siempre igual - Los Suaves
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

6 comentarios

Svetlana -

¡Salud tovarich!
Es así de triste. La disminución de monos azules ligado al descenso de conciencia...el mono la gente lo lleva pa currar, aunque no les guste, pero en cuanto llegan a casa se cambian (algunos si pudieran no sólo se cambiaban la ropa sino la cara y hasta el alma), se ponen la colonia de 90 euros que le ha regalado la novia, el novio o la madre, se ponen el polo bluck berry, de 110 euros, el reloj imitación, y si es fin de semana cambian el fortuna por el marlboro. Se creen clase media o media-alta y quieren comprarse el último coche que se ha comprado...su vecino, aunque para ello tengan que comer mierda en su casa, perdón en su hipoteca de 30 años, o 40 o 50!

Zenia -

SALUDOS.
¿hAS ESTUDIADO COMUNICACIÓN SOCIAL? ESTA CRÓNICA ES GENIAL. TE FELICITO.COMO QUISIERA QUE LOS JÓVENES DE AQUÍ LA PUDIERAN LEER.
LO VOY A COPIAR PARA PONERLA EN MI PÁGINA.¡FELICITACIONES¡.

jony -

espeztacular!!!, oye tio hacia mucho que no leia una mierda tan buena, te felicito, me siento plenamente identificado sobretodo con el cambio de valor de las cosas burguesas, m'explico.
Curro con contrato eventual a 25 horas en IKEA y cobro 509 pleuros mensuales, lo triste es que tengo un horario tan jodido que no puedo hacer nada de noche ni de dia. Empecé a currar para pagarme un coche y poder moverme a conciertos, salir de murga pero el sueldo lo invierto en gasofa para ir al curro y de conciertos nada, ahora aprecio mas lo bueno de la vida que resulta ser GRATIS, ni cinturones de clavos, ni camisetas de los ramones, ni botas nuevas pueden compararse con 3 horas contando chistes ininterrumpidamente de eso que te duele tanto la panza que te entran ganas de potar, o echar una pachanga en la playa, en esas escapadas que conllevan una hora de ida y otra de vuelta para creerme durante 1 hora un galaztico de esos y un chapuzón de risas.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

brocco -

inclino mis ramas ante usted.

el autor -

Lo que pasa es que después del pesimismo de la razón aplico el optismimo de la voluntad. ale, ya quedé como un cultureta y parafraseé a Gramsci. :D

brocco -

agosto me deprime. pero su post, don toni! ay, cuánto calor pasamos en el tube!

brocco on the rocks le saluda.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres