Blogia
I Fought The Law

The dictator

The dictator

Hace muchos, muchos, muchos años, tuve un compañero de catequesis cuyo aspecto y dicción linguística distaban de nuestros modos europeos-caucásicos. Supongo que habré sorprendido a los desconocidos con este detalle personal, pero sí, fui –como la canción de Jim Carroll- un chico católico. Y ya expliqué hace tiempo porqué y la razón de cómo es q no lo considero una mala experiencia. Okey, no me iré del hilo y seguiré narrando: en esas que resulta que el chaval era chileno y me dio por hacerme amiguete suyo. Yo, como un nene que se tragaba los telediarios y el Informe Semanal, no dudé en preguntarle por su país.

-¿Oye, en Chile pasan cosas… no?

-Sí, mis papás tuvieron que venirse acá.

-¿Pinochet es malo, verdad?

-Mucho.

Después de esa experiencia infantil, muchos fueron los detalles que me hicieron ir tomando conciencia del asunto. El film Desaparecido, las imágenes de mangueras de agua y balazos contra los manifestantes, un intento de magnicidio que no me sorprendió y que incluso aprobé, Sting cantando sobre mujeres que bailaban solas, La Batalla de Chile de Patricio Guzmán, Eduardo Contreras y la charla q le organizamos en la facultad, los núcleos del PCCh en Barcelona. Octava planta de Via Laietana 1997, yo estoy allí y Hebe de Bonafini, líder de las Madres de la Plaza de Mayo, afirma en el local central del sindicato CGT que el dictador chileno se va a llevar una sorpresa en breves, pero que no puede avanzar más detalles. El resto ya es más reciente y conocido.

Poca gente hoy, tras el fallecimiento de este siniestrísimo personaje, analiza más allá de los lugares comunes conocidos por todo el mundo la naturaleza de los dos sistemas: tanto el proceso de Allende hacia el socialismo, como el régimen –fascista en los métodos y estética, ultraliberal en lo económico- del pinochetismo.

Los medios subordinados a la orbita ideológica del gobierno español desfiguran mucho la figura de Allende, de la Unidad Popular y de la experiencia revolucionaria chilena. Para ellos, el golpe de Pinochet fue simplemente un atentado contra la democracia, tal y como ellos la entiende: es decir, parlamentaria, delegada, y cada 4 años elige Coca-Cola o Pepsi. No miente, pero no dice toda la verdad, por motivos muy claros e intencionados, como es el ocultar la naturaleza de transformación social chilena tras la UP y la organización popular desde la base. Ocultan la organización barrial, ocultan la constitución de cordones industriales, ocultan la progresiva socialización del tejido productivo a manos de los trabajadores, ocultan la lucha contra el estraperlismo y el acaparamiento.

Image Hosted by ImageShack.us

Los neoliberales, por su parte, hace tiempo que han tirado a la basura a Pinochet como tonto útil. Ya les hizo el trabajo sucio. Por eso no lamentan su desaparición. Solo la derecha como UDI o Renovación Nacional lo defiende o justifica. Perdón, me olvidé a la asquerosa de Margaret Thatcher. En su análisis, los liberaloides suelen atacar directamente a Allende, por medio de ese axioma que nunca les falla: la economía no funciona. Ocultan los lockouts, ocultan los sabotajes a la producción, ocultan las huelgas patronales. Ocultan que los Chicago Boys tras el golpe se pasearon como Pedro por su casa por los ministerios y facultades chilenas, construyendo el experimento social del neoliberalismo por medio de la destrucción de la obra socialista elaborada por miles y miles de trabajadores organizados, y el retorno de la propiedad a las manos de las multinacionales que avalaron el golpe junto EEUU. Ocultan las simpatías de Milton Friedman por el Pinochetismo, sus conferencias en universidades, sus cartas personales al dictador. Por una vez, son sinceros y muestran que a ellos las libertades se la bufan. Exiliados, torturados, muertos, desaparecidos… pero la economía funciona. Hasta que en el 83 se hunde. Antes de eso un 40% de chilenos ya vivían en la pobreza, y cerca de un 10% en la indigencia. Frente de Juventudes, organización femenina, partido único. Y economía 100% liberalizada. Organización social fascista para unas relaciones laborales, económicas y comerciales completamente desregularizadas. La peor de las pesadillas.

Finalmente, parte de la izquierda más radical pinta a Allende como un bien intencionado ingenuo que no supo calibrar el posible papel de la reacción, en especial en el ejército. En mi opinión formada, tras lecturas y documentación, tampoco lo creo así. Tras la intentona golpista de junio de 1973, se ve claras las intenciones de provocar otra. El mes de agosto de 1973 es una partida de ajedrez en que cada bando juega sus cartas: el ejército presiona para provocar la salida del general Prats –leal al gobierno y al pueblo-, y organiza el golpe. El gobierno -y los partidos y organizaciones que lo apoyan- preparan la operación de contrainsurgencia, con dos ramas: la militar y la civil. Una organizada por Pinochet que aglutinaría los militares leales, y la otra por fuerzas de segunda línea que defenderían las fábricas, las tierras y los barrios. Tras el aplastamiento de la posible intentona puchista quedaría claro que elementos como Patria y Libertad –neofascistas- Partido Nacional y algún sector democristiano –Frei, su ala derecha- deberían quedar fuera de la ley por apoyar el golpismo como ya hicieron anteriormente antes del verano. Con lo cual quedaría el camino al socialismo versión chilena abierto e irreversible. No hace falta decir quién, por medio de su traición, hizo fracasar el plan gubernamental.

Dos citas contradictorias para acabar. 1-Muerto el perro se acabó la rabia 2- El mal que los hombres hacen les sobrevive, el bien por el contrario se van con ellos a la tumba. Me quedo con lo segundo: el Chile de hoy sufre todavía mucho de aquello, y el asesino murió sin ser castigado. Aunque, visto lo visto en nuestro país, tampoco creo que podamos darles muchas lecciones acerca de cómo no dejar impunes a los criminales.

Escuchando: The dictator -The Clash

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Amigo Gagarin -

A la muerte de un canalla
Mario Benedetti

Los canallas viven mucho, pero algún día se mueren

OBITUARIO CON HURRAS
Vamos a festejarlo
vengan todos
los inocentes
los damnificadoslos que gritan de noche
los que sueñan de día
los que sufren el cuerpo
los que alojan fantasmas
los que pisan descalzos
los que blasfeman y arden
los pobres congelados
los que quieren a alguien
los que nunca se olvidan
vamos a festejarlo
vengan todos
el crápula se ha muerto
se acabó el alma negra
el ládron
el cochino
se acabó para siempre
hurra
que vengan todos
vamos a festejarlo
a no decir
la muerte
siempre lo borra todo
todo lo purifica
cualquier día
la muerte
no borra nada
quedan
siempre las cicatrices
hurra
murió el cretino
vamos a festejarlo
a no llorar de vicio
que lloren sus iguales
y se traguen sus lágrimas
se acabó el monstruo prócer
se acabó para siempre
vamos a festejarlo
a no ponernos tibios
a no creer que éste
es un muerto cualquiera
vamos a festejarlo
a no volvernos flojos
a no olvidar que éste
es un muerto de mierda
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres