Blogia
I Fought The Law

Elige tu propia aventura

Elige tu propia aventura

1- Fabricar la trama de una novela histórica rubricada por Dan Brown es fácil. Con sólo darle aquí , obtendrás título, portada, argumento, e incluso puede ponerse uno mismo de protagonista.

Regalo al lector el resultado que me ha dado el harto inteligente resorte que hay tras la web señalada.

El Arbusto de la Tapadera de Dan Brown
En la mismísima puerta de la CIA aparece apuñalado David Jones –un pesado y desabrido preguntón– con un extraño símbolo grabado a fuego en su dedo gordo. Para el profesor Toni Esteban no hay duda: La Muy Taimada Corporación de los Gorrones, que se enfrenta a la humanidad desde los tiempos de Curro Jiménez, ha regresado. Acompañado de Natalie, una joven agente de la CIA, y Leo, un vendedor de libros a domicilio, Esteban comienza una carrera contra el reloj, con una búsqueda desesperada en las tierras de Siberia, para aclarar el misterio de la Lanza del Destino. Necesitará todo su conocimiento para descifrar las claves ocultas que La Muy Taimada Corporación de los Gorrones ha dejado a través de los siglos en unos manuscritos que hay en Badalona y en una gasolinera de Hipona, y todo su coraje para vencer al despiadado asesino, ya que el tiempo se agota y el verdadero sentido del espacio-tiempo en sí mismo está en peligro.
«El Arbusto de la Tapadera es una originalísima novela de suspense escrita por un experto» (The Observer)
«El Arbusto de la Tapadera es una sugestiva historia novelada que será un super ventas» (Le Monde)

 

_________________________________________________________

Image Hosted by ImageShack.us

2- Un futuro con anacronismos, donde los ordenadores poseen pantallas planas y a la vez teclados de máquinas de escribir. Un gobierno que defiende en su propaganda el mundo libre y sus valores intrínsecos de libertad, a la vez que habla todo el día por los medios de la amenaza del terrorismo que se cierne sobre nosotros y en nombre de ello limita mismos los valores que afirma enarbolar. Un ministerio inmenso que garantiza la seguridad de sus ciudadanos por medio de la investigación cotidiana y la recopilación de datos de todo tipo. Unos gastos de dicha institución correspondientes al 26% de los presupuestos del estado que nos hace imaginarnos la debilidad de la protección social. Unas fuerzas policiales que avanzan hacia la prevención del crimen y no sólo detiene antes de que se ejerza el delito, sino que además extiende facturas y cobra por ello –tiene un coste, claro-. Unas relaciones personales frías y deshumanizadas pensadas para servir y favorecer la eficiencia general. Un funcionario ministerial que en medio de su rutina se involucra en detectar un error en una detención policial, y acaba obsesionado por una joven camionera en la cual cree encontrar la escapatoria a todo ese mundo. Una publicidad callejera referente a un complejo vacacional que reza "Lujo sin miedo. Diversión sin sospecha. Relájese en un ambiente libre de pánico" Procesiones postmodernas de una organización llamada Cristianos por el Dólar en centros comerciales rebosantes de consumidores en plena vorágine navideña. Niños A que juegan por las calles a poner contra la pared a niños B mientras los encañonan con sus subfusiles. Carreteras que son rodeadas en sus arcenes por infinitas vallas publicitarias que tapan un paisaje desértico y árido. Y una melodía que aparece como leit-motiv a lo largo del metraje: Brazil, el tema de Ary Barroso.

Sin dudarlo, una de mis películas favoritas de los años 80, una comedia negra que oculta detrás mucha mala leche y mucha crítica social. A rescatar y volver a visualizar cada cierto tiempo casi por decreto.

Escuchando: Ally Smile -The New Bomb Turks

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

garbi -

Parece prometedor el nuevo best-seller, para darle un toque podrias convertir al tal profesor Esteban en un infiltrado del gobierno cubano en la Compañia...... ya la he cagado vas a ver como The Observer, Le Monde y demas te borran las criticas favorables.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres