Blogia
I Fought The Law

1-Hace 30 años se realizaron las primeras elecciones multipartidistas tras el franquismo, y desde entonces a golpe de aniversario y celebración se ha galvanizado una foto fija de aquel momento histórico.

Es cierto: en junio de 1977 yo ya había pasado la etapa de proyecto humano para estar por fin en plena gestación. Pero la curiosidad me ha dado por recopilar datos, mirar viejos papelotes que la gente tira a la basura, y escuchar las batallitas que otros desprecian. ¿Qué hago hablando de esto entonces? La sana curiosidad.

Hace 30 años, fijate, resulta que todos oíamos Raffaella Carrá, o bien cantautores, o incluso Rock Laietà; curiosamente de la versión oficial desaparece Discos Chapa , o los Leño, o La Banda Trapera. Que por cierta visión esclerotizada de alguna cultura de izquierdas eran vistos poco menos como lumpen. No importaba que Morfi Grey, cantante de la Trapera, dijera aquello de “soy amigo del obrero y enemigo del sistema”, no importaba que The Clash llevaran el logotipo de las RAF o cantaran al sandinismo; los órganos juveniles tanto Jovent como Horizonte decían que esos tíos eran promotores o del macarrismo, o del pasotismo, o de la ultraderecha, o eran un invento de la industria.

Mientras tanto un anarquismo más abierto a las vanguardias en general acogía sin problemas a Aviador Dro o expresiones de la música electrónica naciente como formas de una libertad creativa recién conquistada. Como asimismo supo acoger movimientos como el anarco-punk, dándole sentido a una forma musical, añadiendo ética a una estética que en si mismo era solo rebelión generacional. Nos pasó factura: del rojo todavía se hace mofa por ese cliché, el del progre en cierta manera inventado pero también con cierta base real. Más mofa se hace de todos aquellos arribistas que renegaron: claro que se trata de actos provocados por coyunturas históricas, hegemonías ideológicas y las inercias del momento.Claro que tiene su explicación, al igual que en periodos revolucionarios se reniega en un sentido contrario. Pero cuesta explicarlo: vende lo fácil. No en vano es más fácil de asimilar un anuncio de Coca-Cola que una lección de historia contemporánea.

2-Hace 30 años festejábamos la democracia. Parece que todo el mundo quería votar. Sí y no, porque para otros era un fregado, un follón: una sociedad educada en el no se meta usted en política desconfiaba: discurso que se mantiene hasta hoy y cuya pasividad va mucho más allá de abstenerse cada 4 años. Hace 30 años aún había presos en las cárceles, partidos ilegales, censos irregulares. Hace 30 años no se empezó por unas municipales, ni se contemplaron hasta 1979: pánico total a que Juanito, el del Pecé que se rompía los cuernos pidiendo que le asfaltaran la calle, fuera elegido alcalde. Hace 30 años el jefe de gobierno elegido ademocráticamente se presentó a la reelección. Y más paradojas. Hace 3 décadas era más difícil que te echaran a la calle, era más fácil la readmisión, era más normal alquilar un piso y era lógico que te durase el contrato de por vida y se pudiera heredar. Hace 30 años perdonamos la vida a nuestros verdugos, y hoy lo estamos pagando.

Escuchando: Sometimes - My Bloody Valentine

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

PennyLane -

toda la razón. será que sentimos nostalgia de tiempos en donde existía una conciencia social más allá de los intereses económicos personales?

BEXETS!

pd: como curiosidad igual te interesa saber que trabajo con uno de los ex componentes de La Banda Trapera... me ha comentdo que quizá editen un recopilatorio y un libro sobre el grupo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres