Blogia
I Fought The Law

The national anthem

The national anthem

La concentración de estulticia por metro cuadrado en esta foto es, sin duda, de órdago.  

Recientemente fui advertido de cierta facilidad que tengo a blasfemar y soltar improperios referidos a cagarse en. Fue la otra noche, en una relajada fiesta privada, en la que refiriéndome a detalles acerca de la bebida o de la música lancé cuatro blasfemias seguidas sin que estuviese emitiendo en absoluto juicios de valor negativos. Para ser sinceros, fueron solo tres y no cuatro, dado que Angel Cristo no es ningún santo ni ser divino, y cagarse en él no debería ofender a ninguna mitología o espiritualidad, al menos hasta donde yo tenga conocimiento. El caso es que poco después un colega me habló acerca ese curioso fenómeno de la coprolalia, es decir, la manía de soltar compulsivamente expresiones y palabras malsonantes sin poder controlarlas. Se trata de un desorden mental, que por suerte –y de momento- no padezco. Todavía puedo controlar en público las frases que relacionan las heces con personajes de las sagradas escrituras, el Corán, el Talmud, e incluso las metamorfosis de Ovidio –es maravilloso cagarse en Zeus, por ejemplo-.

Hoy es doce de octubre, y es un día que en un sentido mental soy especialmente coprolalíco. Resulta curioso que muchos de los estados que  pasan por mi mente celebran su día nacional en fechas que no coinciden en sentido alegórico o histórico con la española. Me explico. Los yankis celebran su independencia el 4 de julio. Los franceses la toma de la Bastilla el 14 del mismo mes. Los cubanos, el asalto del cuartel de Moncada el 26 del ídem. Los portugueses, el derrocamiento del fascismo el 25 de abril. Los italianos, un día similar también un acto por el estilo. Es decir, se tratan de fechas que en mayor o menor medida generan cierto consenso social y marcarían el nacimiento de la nación moderna.

Pero… ¿nosotros? Celebramos la fecha inicio de la conquista y colonización de América. Y no es necesario escuchar a Los Fabulosos Cadillacs ni leer a Bartolomé de las Casas para saber que no es precisamente una efeméride de la que estar especialmente orgulloso. Es tan absurdo como si nuestros vecinos lusitanos ubicasen como fiesta nacional la invasión de Mozambique, o la firma del tratado de Tordesillas. O los estadounidenses su victoria en Cuba. O los holandeses su colonización de Indonesia. ¿Qué hay de orgullo en ello? Nada. Más bien motivo de vergüenza, que la vieja Europa se construyera en base al esclavismo, al expolio e incluso el genocidio en sus colonias. Pasan los años y pondría, por ejemplo, un dos de mayo como alternativa. Es bonito: la resistencia al invasor francés de un pueblo entero. Incluso el revisionismo histórico facha más  sensato habla de la constitución real de la conciencia nacional española en ese periodo. A otros nos gusta más el 14 abril, quizás. Los catalanes incluso celebramos una derrota.

A pesar de ello, nosotros seguimos  con nuestra puñetera Hispanidad como fecha de guardar. Es por eso que hoy sufro de ataques de coprolalia y me cago en la estirpe del puñetero orgullo nacional y de su jodido encuentro entre dos mundos. He dicho.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

5 comentarios

Jimmijazz -

Intentem profunditzar, doncs, per tal de fer els comentaris un pel mes a l'altura de l'article.
Coprolalia no, peró si un instint assassí és el que em va venir al cos la tarda del 12-O. No contents en haver fet la seva gran demostració militar, a la tarda, van reunir totes les cultures americanes colonitzades, entenc que treballadors immigrats a Madrid i les seves rodalies, i les van fer desfilar pel Paseo de la Castellana, tots amb banderetes, vestits tipics, folclore, salsa, reggaeton,... Tots units el dia de la Raza. Pot ser aquesta una versió llatina de les marxes protestants a les zones sota ocupació anglesa a Irlanda? Enteneu-me, entre els allà reunits, no hi havia cap indigena, potser algun descendent d'esclau africà, tots criollos ben contents i alegres, res de mala baba, cap mena de rencor per la colonització, expoli, extermini i sometiment dels pobles originaris. Tampoc cap veu critica des dels moviments anticapitalistes capitalins. En que ha quedat el moviment en contra de les celebracions del cinqué centenari? Perqué no hi ha un comunicat ferm de protesta per part dels governs llatinoamericans en contra d'aquesta celebració? No es el moment que els nous governs d'esquerra llatinoamericans pressionin perqué aquest dia deixi de ser festiu d'una vegada? Realment calia aquest esperpent que em retreia a la desfilada de Colom davant els Reis Catolics a Barcelona?

Kali -

Un gran articulo senyor toni, lastima que los comentarios no esten a la altura...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Jimmijazz -

Imagineu que es passar-ho a Madrid, a mig esmorzar 8 caces van passar a un centenar de metres de la finestra de casa, seguit d'una munió de helicopters bombarders,... La meva filla s'ho miraba embaladida (li agraden els helicopters mecagonlaputa) mentre jo li xiuxiuejava "el derecho de vivir en Paz" a l'orella... Per molt que intentin vendre una altra cosa, el nacionalisme espanyol es i serà un nacionalisme arcaic, colonitzador, imperialista i racista. Visca la Terra!!!

mia -

Antes de leer el artículo ya estoy con lo de la foto. ¿Nación? Siempre estamos igual. ¿Cuándo van a decir "estado"?

Pennylane -

yo cada 12 de octubre también me cago en la puta españa!!

bexets!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres