Blogia
I Fought The Law

Rambozo the Clown

Tienes más peligro que Rambo en un restaurante chino, se decía antes. Y ahora, ¿qué chiste podemos hacer con tanta indefinición?

¿Por qué? ¿Era necesario? ¿Alguien lo pedía? Parece que sí, los estudios deben haber hecho un análisis de mercado según el cual lo que deseamos para consumir una hora y media de nuestras vidas palomitas en mano es una nueva parte de Rambo, la cuarta ya. No contento con exprimir el filón de Rocky hasta lo insufrible –haciendo casi bueno ese chiste de Spaceballs en el que se mencionaba el estreno de Rocky 5000-, nuestro amigo Silvester Stallone ha apostado por continuar una de las sagas que le hicieron famoso en los 80. Fruto del anticomunismo más visceral, las entregas II y III significaron la apología de la violencia gratuita, de la violación de las normas del derecho internacional, del paramilitarismo y de la finura al cañón de nuestro héroe y de la ineptitud en cuestiones de estrategia militar de los malos, concepto muy religioso este último. Incluso Chuck Norris fue un poco más púdico y no se atrevió a proseguir esas animaladas en forma de sagas llamadas Desaparecido en Combate o Delta Force.

Inadaptado soldado de posguerra en la primera, mercenario mata vietnamitas en la segunda, amigo de los talibanes en la tercera; solo la entrega original es salvada de la quema por aquellos con cierto sentido de la estética y la ética cinematográfica, y ni así. Según afirma mi amigo y lector S. Carcas, la novela en la que se inspiró fue altamente modificada en su paso por Hollywood: el protagonista se volvía más meloso, menos agresivo y menos sanguinario que en la obra original. Y para mal de nosotros, el final es cambiado por los guionistas; en el libro Rambo es asesinado por el coronel Trautman, contrariamente al film donde se rinde. Lo siento por los que no la hayan visto y les chafe la guitarra, pero es importante saber que de haber sido fiel a la historia original, no nos encontraríamos ante la amenaza de, en pleno siglo XXI, una nueva secuela del super-guerrero de la propaganda más burda de guerra fría jamás inventada por el tío Sam.

La referencia a la guerra fría que hago no es nada gratuita. Inflarme en mi infancia con series checoslovacas y yugoslavas- de animación y juveniles- en las que se priorizaba la sociabilidad, los valores humanos y la amistad frente a productos violentos, individualistas, y belicistas quizás contribuyeran a que en mi cerebro algo hiciera tic. Pero esto no es de lo que hablábamos. Ocurre que si en los 80 los malos estaban bien definidos, ahora tenemos grandes dudas sobre quién puede ser el adversario a liquidar vía violaciones de derechos humanos, convención de Ginebra y derecho internacional plasmadas en celuloide. No será por falta de enemigos, que el imperio se los fabrica fácil. Una rápida ojeada a la lista de organizaciones terroristas que maneja el departamento de Estado da para mil guiones. Pero claro, por poner un ejemplo, ¿a quién mierdas le interesan los Tigres del Tamil? ¿es una amenaza inmediata para el orden imperial las guerrillas naxalitas? ¿como hacer mala propaganda de las diferentes fracciones del IRA? Y islámicos extremistas organizados en células clandestinas lo dificulta todo mucho, además de haber sido los buenos en la secuela anterior. Bastante feo quedaría ¿no? Ya se guardaron las productoras de EEUU de mostrar pocos soviéticos y partisanos en los films de la segunda guerra mundial.

Por lo demás, vaticino un futurible fracaso a este film y una inmundicia práctica como obra de propaganda a favor de la War on Terrorism. Para esos fines, penetra mucho más hábilmente y de forma amena en nuestras mentes una serie como 24 y el carismático pero filo-fascista Jack Bauer como héroe de masas.

 

Edito: Estadísticas de muertes y bajas ocasionadas por John Rambo en sus cuatro films. Humorístico, cuando menos.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

barri -

El gran Chuck Norris no sólo hizo tres pelis de "Desaparecido en combate" sino que además hizo dos de "Delta Force" en que luchaba contra terroristas palestinos por liberar aviones secuestrados y demás. Actualmente es la mano derecha de Mike Huckabee, uno de los aspirantes a candidato republicano, por cierto con bastantes números para ganar.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

canserra -

Nuestro amigo Chuck Norris si que llegó a realizar hasta tres partes de la saga "Desaparecido en combate", te lo dice un menda que las vio excesivas veces cuando su progenitor siempre las ponía en el salón de casa. Por suerte Bruce Lee ya le dío un buen correctivo en la película "El furor del dragón" al señor "me cargo 100 vietnamitas sin que ellos ni siquiera me rocen"

mia -

¡Este sí que es nuestro Maese con todas las de la ley!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres