Blogia

I Fought The Law

Socialist

 

1-Qué alegría, qué alboroto. Según el diario ADN, en el marco del congreso del PSOE que estos días se lleva a cabo en la Villa de Madrid, se va a consumar un giro a la izquierda en las propuestas y programas debido a la presión de las enmiendas de los delegados, esa inteligentísima base –es un decir- que como es obvio debatió en profundidad -hasta llegar al sí unitario a la búlgara- sobre el Tratado Constitucional Europeo y su hijo bastardo nacido en Lisboa y abortado en Dublín. Uno que lleva viéndolos girar a la derecha desde que tiene uso de razón, y que nunca se creyó lo de Zapatero no nos f@lles, no puede concebir que unas propuestas de derechos individuales y democráticos transversales y básicos como debatir acerca la eutanasia o el derecho a voto de los inmigrantes con papeles –los otros, al Centro de Internamiento añito y medio, que para eso lo votan a favor- suponga ningún giro peligrosísimo, no ya al socialismo o al terrorífico bolchevismo del que hace tiempo nos aletra parte de la Brunete, sino a una socialdemocracia clásica y más bien pálida.

Me explico. Las ponencias presentadas por los señores de Ferraz, más allá de lo que sí saldrá en los medios ampliamente vendido como avances altamente progresistas, incluye un detalle del que pocos portavoces se vana hacer eco: la inclusión de la flexiseguridad como propuesta para el mundo del trabajo. Palabrota que como ya comenté, no deja de ser una contradicción en si misma, pero que el partido en el poder define así:

«menos restricciones legales para la contratación y la rotación de trabajadores; y unos programas más generosos de desempleo, condicionados a potentes mecanismos e incentivos a la formación para reintegrarse en el mercado de trabajo».

Que traducido es: el empresario hará y deshará como le dé la gana contratando y despidiendo, y los míseros subsidios condicionados a que aceptes el primer trabajo que te ofrezcan por cutre miserable y mal pagado que esté. Tú mucho partido pero, ni socialista ni obrero, o español más bien, pues tampoco al cien por cien, de Bruselas también. Menuda colección de istas que llevan en pocos días: Clasista, racista y pro-capitalista. Por dios, desen de baja, no los voten; denúncienlos, ostia.

2- Finalmente, quiero felicitar a la selección española masculina de Hockey Patines por su subcampeonato en el Champions Trophy este fin de semana pasado, para orgullo parece ser en su gran mayoría de residentes en Terrassa. Al menos sus éxitos como combinado no atraen a esos arribistas que siempre odiaron el fútbol y por contra ahora hacen exaltación patriótica mierdosa con el último éxito europeo aprovechando que es el deporte con más seguidores en el estado.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Fortress Europe / Focus on Europe

1 - Los que trabajan se olvidan de los parados; y los que están libres, de los encarcelados.

Alguien se está haciendo de oro con todo este follón. Otro éxito del capitalismo, podrán decir. Y otro más. Y las cárceles se llenan, y Interior no tiene problema en identificar delincuencia con inmigración, obvian la delincuencia de guante blanco y que existen clases sociales y  exclusión social. Y ricos que ni pisan el banquillo porque tienen capacidad para eludirlo, o para engañarlo, o para en reversarlo todo. Titulares estos que deberían colapsar la opinión pública y generar un rechazo istemático hacia el estado de las cosas, aunque a algunos les parezca más insultante tirar globos de pintura contra una fachada y hacer de ello agenda diaria de nuestros desayunos y cafés. Oh oh, España se rompe.

2 - Otro de los agujeros que genera el sistema, para recluir a los indeseables. Se llaman Centros de Internamiento de Extranjeros. En una de mis utopías mentales, imagino un futuro en el cual los historiadores, filósofos y gentes de saber se preguntaran “¿Cómo fue posible?” “¿Por qué la gente lo toleraba?” “Qué aberración, discriminaban a la gente según su origen” “Pues no solo lo toleraban: es que incluso lo justificaban” “Y lo más increíble, una propaganda banal, fácilmente refutable, basada en la retórica de la democracia y los derechos humanos, camuflaba esas vergüenzas”. Los CIE, en efecto, son los nuevos campos de concentración del fascismo posmoderno, reforzados por una indecorosa directiva que en unión sagrada han apoyado nuestros ministros europeos, sean de la gaviota o del puño y la rosa. Keep bangin' on the wall of fortress Europe!

Brieva dibujando acerca de ello 1, 2. Y de las 65 horas, "disparate" según el abstencionista Míster Corbacho. Que tampoco recuerda como muchos de los padres de su generación emigraban a pie, o se lanzaban de los trenes antes de llegar al destino, para eludir los controles de immigración interna en la Estación de Francia. Triste generación desmemoriada.

Contextualizo: "España se abstiene por considerarlo un "retroceso en los derechos sociales" y pide a la Eurocámara que rectifique la norma".

Supongo que para haberla votado en contra, la directiva debería incluir un retorno a las relaciones laborales del medievo, derecho de pernada y juramento de vasallaje incluído. Eh, pero qué bien va España en la Eurocopa de fútbol, y qué bueno Casillas blablabla...

U$A for South Africa

 

En realidad no, el titulo del post se refiere a un falso anuncio incluido en el álbum Bedtime for Democracy de Dead kennedys. Por el contrario, el contenido del mismo debería tener como encabezamiento un rotundo lema que parecería sacado de alguna perversa campaña de refrescos de cola absorbiendo consignas de la izquierda. Allá va: VomiStar con el Polisario.

Y es que estos últimos días he encontrado en la prensa este anuncio. La imagen mostrada en el mismo, con Marruecos y la península unidas sin estrechos que la separen, siempre me pareció preciosa. El hecho de redactar el texto en árabe es una estrategia destinada a cierto usuario potencial que desea tener un contacto telefónico cotidiano con su familia en el país de origen, por lo se deduce que pretenden dirigirse a nuevas bolsas de mercado que sienten morriña de su país de origen y de sus familias. Pero lo que no me creo es que los señores publicistas no hayan sufrido un serio dilema moral al delimitar las fronteras del reino alawita –delicioso as en la manga periodístico para no repetir la palabra “Marruecos”. Y de alguna manera lo habrán tenido que resolver, asumiendo una decisión salomónica.

Tras repasar mapas e intentar comprobar qué limites reales son los del churro que Vomistar nos presenta como territorio marroquí, me quedó muy clara la respuesta. Los publicistas de la compañía de móviles han optado por no incluir el territorio de la República Árabe Democrática del Sahara, tal y como un porrón de estados reconocen desde hace años. Con un poco de amorfidad puede camuflarse la decisión. Como estrategia comercial me parece un craso error, teniendo en cuenta que no pocos marroquíes influidos por la propaganda gubernamental no albergan dudas de ningún tipo acerca los límites de su país. ¿Piensan fracasar en ventas a posta? A mí, personalmente, un mapa de la piel de toro con Euskal Herria amputada me daría exactamente lo mismo –lo que quiero es hablar barato por teléfono, y si fuese posible no dar de comer a operadores privados-. Pero como mínimo y tirando hacia abajo, al oyente medio de la COPE no solo no le gustaría nada, sino que ardería en llamas de odio y rabia; aparte de culpar a los culpables habituales de semejante compló.

Por lo menos una compañía privada de telefonía tiene una visión más progresista acerca de este conflicto olvidado que no los últimos augurios de nuestro gobierno acerca de la antigua colonia española: una triste autonomía. Pues a importar, importemos el café para todos y la no enemistad con ese baluarte norteamericano en la zona que es el gobierno de Rabat.

Esto es izquierda. Esto es derecha. Las juventudes del PSOE de Hospitalet de Llobregat editaron en enero de este año un material propagandístico para educar a los disléxicos de los espacios políticos, entre los cuales –a la luz de lo que voy a mostrar- podrían incluirse ellos mismos. O eso, o están en franca disidencia con su partido, o sufren de amnesia, o nos toman por tontos.

Aparte de asumir como propia del PSOE el conjunto de la representatividad de la izquierda –eso tampoco me molesta, por mi como si se definen como amigos de las sociedades fabianas ala pragmática-, no dudan en sacar pelotas fuera y atribuir como actos del Partido Popular medidas que son o propias o apoyaron sin dudarlas pese a estar en la oposición. Verbigracia (y no es esto el chiki-chiki):

1- Las Empresas de Trabajo Temporal nos las coló Felipe González con el apoyo entusiasta de José María Aznar y sus mariachis allá por 1994. Si lo desean, les añadiría que los continuos recortes en pensiones y derechos laborales desde los años de la UCD han tenido como protagonista los gobiernos del PSOE o su apoyo, salvo el intento de reforma laboral del año 2002.

2- La especulación con la vivienda fue consecuencia directa de la Ley de Arrendamientos Urbanos y el decreto Boyer, aprobados ambos por el PSOE en el poder, que acabaron con los alquileres de renta antigua, indefinidos y heredables. La muerte de la cultura de alquiler en definitiva, y el nacimiento del compra, compra, compra e hipotécate. Un caldo de cultivo legal magnífico para constructoras y promotores; para la construcción de una economía basada en el ladrillo tras la destrucción de empleo que supusieron las reconversiones industriales.

3- La ley de partidos, ñoras y ñoras, fue aprobada con gran alegría y orgíastico júbulo por los dos grandes partidos estatales. Y también por la pasividad mediante abstención de algún grupo parlamentario, incluido el de que esto escribe. Pero pardiez, no se lo achaquen en exclusiva al señor Ansar. ¿O es que ustedes están en contra?

Otros puntos son discutibles. ¿Qué significa salir de la guerra? ¿Las administraciones del PSOE realmente han contribuido a crear empleo estable? Alucino. Por unos segundos creí que debían estar infilitrados por algun grupúsculo trotskista, pero no. Tras visitar el resto de la página y ver unos cuantos hurras a nuestro –aunque el no lo crea así- racista ministro de Trabajo, he desistido de investigar más y volví a la realidad cotidiana. Pensa en Roig la llaman. Pues si eso es pensar en Rojo, avísenme que me hago Morado Burdeos de inmediato.

Ha llegado el momento de la destrucción

Es el capitalismo, estúpidos, es el capitalismo. Un diario gratuito al que gusto de atacar cotidianamente destacaba hace poco una carta al director en la cual se exhortaba a políticos y medios a hablar, por fin, de crisis y acabar con eufemismos. Un texto excelente, contestado de manera ejemplar por el responsable máximo del diario: “Cierto es que la desaceleración económica que se acerca…”

En una sociedad en que la tomadura de pelo verbal y el engaño son cotidianos, hemos tenido que esperar a oír la palabra mágica unos cuantos meses. Hay otras que no tardarán en aparecer, en forma de eufemismo-oxymoron, y yo ya tengo una firmen candidata: flexiseguridad. Concepto laboral procedente de esa Europa que aprueba tratados constitucionales a escondidas tras fracasar en las urnas, que pretende hacernos creer, una vez más, que la guerra es la paz y la ignorancia la fuerza. Por lo poco que he podido investigar al respecto, el asunto tampoco tiene mucha enjundia. Simplemente consistiría en rebajar más aún el despido y supuestamente aumentar la protección en las situaciones de desempleo. Segunda parte que no me creo, dado que aparte de las cada vez mayores bonificaciones y amnistías fiscales al gran capital, para estos señores de Bruselas el aumentar el tope de horas de trabajo a la semana hasta las 65 es una victoria del diálogo social. Supongo que un diálogo  tan social como tienen de noticias de la sociedad la prensa rosa. Y supongo que una posibilidad que solo existiría en caso de que uno quiera y lo desee. El problema reside en que a mi me gusta decir las cosas por su nombre, y me gusta decir que el trabajo asalariado es un chantaje, y la propiedad privada un robo, y que bajo el capitalismo y la sociedad de clases, los contratos entre iguales no existen y por eso incluso el Papa a finales del siglo XIX  llegó a estar a favor de los acuerdos colectivos entre patrones y sindicatos.

Pero no nos preocupemos. Nuestro partido gobernante, que se hace llamar socialista, obrero, y domina una organización llamada Unión General de Trabajadores, nos ha consolado. Pese al pequeño detalle de abstenerse en dicha votación de ministros de trabajo en virtud de no se sabe qué extrañas tácticas institucionales, o qué bizarros complejos, o mejor dicho qué presiones de lobbys empresariales de esos que se mueven como pez por la ciudad de las coles a la caza del eurodiputado. Nos consuela diciendo que se va a oponer con rotundidad y para ello se va a poner en contacto con los partidos socialistas europeos en búsqueda de un frente común. Observación que sin duda tendrán en cuenta, por poner un ejemplo, el laborismo británico, defensor con júbilo de la medida, o el señor socialdemócrata alemán que afirma ser titular de la cartera de trabajo en Alemania. Aunque hace tiempo que digo que la Internacional Socialista, pese a su rimbombante nombre, debe ser uno de los organismos más inútiles y absurdos que existen y de inexistente coordinación entre partidos nacionales, una vez acabada su función como cara amable del atlantismo y la guerra fría.

 

A todo esto, digo yo: ¿pero no decían que en el futuro trabajarían las máquinas?

 

Ever Felt Cheated?

1- ¿Alguna vez habéis tenido la sensación de haber sido estafados? Eso dijo cierto vocalista de cierto grupo musical que me marcó la adolescencia. Y además, en un momento crucial, cuando su banda era lo más grande del mundo y había crecido hasta limites insospechables año y medio antes. Estaban en San Francisco, sonaban los últimos acordes de No Fun, abandonaba Lydon a su alter-ego Rotten y también a Sex Pistols, un auténtico negocio redondo para el manipuladorde  su manager que los había usado a su antojo, y había jugado con sus ansias de crear y expresarse. Cuando se siente uno estafado de esa manera, lo primero que piensa es en colgar las botas y abandonar los cuerpos de élite. Pero no.

2- Qué pasa con tu rollo, me dicen. Tu blog necesita actualización. No lo abandones, el nunca lo haría. Además, da uno la imagen de que no tiene ni vida ni opinión, tras practicar el exhibicionismo de aquello que haces y piensas durante cuatro largos años.

Pero oigan, esto es como el Guadiana o las crisis cícilicas del capitalismo. O como cuando te abonas a un gimnasio y dejas de ir un tiempo: de vez en cuando pierdes el hábito, y ya está. No es una crisis definitiva, ni he desistido, ni me he convertido en antimateria. También es cierto que he leído algunos libros la mar de monos, y quiero otros que me ponen los dientes largos, y asistí a importantes eventos, y he visto películas. Y hay días que me siento voz autorizada para escribir mi reseña y publicarla aquí, y otros pues no. Ahora es que no. Y pasado, vete a saber. Tampoco es para tanto, abrí este espacio para no perder el hábito de la escritura. Si cobrara por ello, supongo que estaría mucho más expuesto a sufrir reproches por esta dejadez compulsiva.

3- Por lo demás ¿Qué pasa por Nicaragua? ¿Qué pasa por Guatemala? Lean Rebelión para ello, hombre.

Protest song 68 (II)

1- La perla del señor Montagut en las cartas de ADN es el ejemplo de casi todos los comentarios de manual publicados acerca del mayo parisino del 68 s durante este mes actual en el que justamente se celebra el 40 aniversario de la revuelta. Como en los demás casos, es una revisión histórica edulcorada, escrita por miembros de una intelligentsia -o sus hijos naturales- que se sumó en su momento por inercia social y que a posteriori reescribió la historia como un simple episodio más en la educación sentimental de ellos mismos. Lo de abajo es mi respuesta.

¿Comodidades actuales de los jóvenes? ¿Un mundo mas libre en las sociedades libres? ¿Conoce acaso Albert Montagut cual era la calidad de vida de la clase trabajadora francesa en 1968? ¿Acaso ignora que había un 1% de desempleo, contratación fija, pocos problemas de vivienda y un desarrolladísimo estado del bienestar?
¿Por qué ese interés en circunscribir el mayo parisino tan sólo a una revuelta estudiantil -dominada por cierto, por maoistas, trotskistas y anarquistas-? ¿Acaso Montagut ignora que a partir del 13 de mayo una huelga general indefinida paró el país galo entero? ¿Ignora las ocupaciones de fábricas, la creación de consejos obreros, de organismos de poder paralelos al estado?
¿Qué hay detrás de este revisionismo histórico de mostrar el mayo del 68 parisino como "el recreo de unos estudiantes", como decía De gaulle, y no como lo que era, una revuelta contra el capitalismo, por parte de una sociedad que tenía mejores condiciones de vida que la actual española? Y finalmente, ¿por qué cada vez que alguna lucha social actual escapa más allá de los marcos considerados "politicamente adecuados" es satanizada por coluministas y editoriales de la prensa, incluyendo ADN?

Basta de hipocresía, el 68 francés no se provocó por el amor libre o el fumar porros. Era una revolución social en toda regla abortada por los cañones gaullistas y la indecisión de cierta izquierda a priori comunista.

Tirando piedras al tejado, y a muchísima menor escala: me sorprende esa izquierda que desconfía de todo lo que le rebasa por su ídem. Y vinculado a ello:

2- Memoria histórica y terrorismo de estado en los años de Suárez y Martín Villa. ¿Cuando sabremos toda la verdad? ¿Cuando pagarán los verdaderos culpables?

3- Quitando hierro al post. Segundo capítulo de la serie Do-It-Yourself A Verlas Venir. A disfrutar.

Rotta independiente

 

Habitualmente me suele ocurrir, pero hay días que se me hace muy indigesto leer a los generadores de opinión de la prensa. Quizás es que llevo cerca de una hora viendo videoclips de Assalti Frontali, y me acuerdo otra vez más de como los puercos del poder asesinaron a Carlo, y eso escora inconscientemente mi ello hacia mi amado radicalismo de izquierdas. Pero no es eso, Realmente es debido a que progresivamente esta sociedad del flash inmediato y la banalidad nos fuerza a introducirnos en la mediocridad más cotidiana. Y de esa guisa, cada día se nos publica en papel y se da voz a ideas que en otros tiempos no muy lejanos, de ser enunciadas públicamente, arriesgarían a su autor a ser bombardeado a tomatazos por la calle, a cubos llenos de orines desde los balcones y a flemas y esputos subversivos, maleducados quizás, pero amantes de la verdad. Por contra, fabrica progres, que no progresistas. Progres sobran demasiados.

1- Una de ellas es una entrevista realizada a Ester Giménez Salinas, rectora de la Universidad Privada Ramon Llull en El Periódico de Catalunya editado el pasado primero de mayo. En su sarta de despropósitos se atreve a denominar su institución como universidad privada sin ánimo de lucro. Lo cual es un oxymoron equiparable, no ya al clásico inteligencia militar, sino al mítico Empresas de Trabajo Temporal sin Ánimo de Lucro, anunciado por Pedro solbes cuando nos colaron sin vaselina los contratos basura y las ETT's hace ya unos 15 años. O aun hipotético Buenas tardes, somos nacionalsocialistas sin ánimo de genocidio. Pues eso, y lo reproducen tranquilamente y sin que el entrevistador invoque el espíritu de Juan García Oliver para que resucite y imparta justicia. Aunque del bienpensante de Joan tapia es dificil de imaginar.

2- Pocas líneas antes, un infame columnista -disculpen, Xavier Febrés, un opinador profesional a sueldo- suelta su perorata acerca de la festividad y día de lucha del primero de mayo. Desde su mente colonizada de trabajador de cuello blanco pero con subjetividad de soy un profesional, lanza algunas joyas dignas de ser enmarcadas y tipografiadas con letras capitales esculpidas en pan de oro para regocijo de algún futuro compilador del absurdo universal. Dice así:

Subsisten muchas razones de peso para participar hoy en las manifestaciones sindicales y apoyar unas reivindicaciones de los trabajadores que, con el paso de los años, han cambiado más de aspecto que de contenido. Vivimos en una sociedad claramente más justa que antes, menos desigual, más cohesionada e igualitaria.

Después de prácticamente describir nuestra sociedad como una especie del planeta de los Teletubbies, nuestro plumilla prosigue:

Cierto, pero también lo es que la precariedad de una parte importante de los contratos, el mileurismo endémico de la juventud, las disparidades salariales, la siniestralidad laboral, las discriminaciones de género, el precio de la vivienda, la exigüidad de las pensiones de jubilación y algunos motivos más de este mismo signo son realidades tan injustas como antes en nuestras sociedades avanzadas.

¿Pero en qué quedamos, Txa?

3-Público rescatando el miedo al comunismo, el mundo, diablo y carne, y tergiversando como le da la gana las noticias. No creo que haya nada que añadir que no explique, por ejemplo, Mariano. Bueno sí: que espero que el ex senador por IU y miembro destacado de EUiA Joan Josep Nuet se desdiga acerca de sus comentarios acerca de la pinza IU-PP contra el PSOE. Tantos años de educación Brezneviana y ahora nos sale defendiendo por arte de magia las teorías cocinadas e inventadas por El País para frenar el crecimiento progresivo de IU hace unos 10 años. ¿En qué quedamos, Ju-Ju?

Mañana, una joyita del pope del ADN, Albert Montagut.

Miedo y asco en la UAB

 

1- Ante la próxima aparición de un libro de conversaciones entre el Subcomandante Marcos y la periodista Laura Castellanos, la cobertura mediática acerca de sus contenidos solo merece el calificativo de alucinógena. En toda prensa que he leído estos días dicho evento ha aparecido en las página de corazón, y refiriéndose al amor platónico del guerrillero mexicano por –anda que tiene mal gusto- Angelina Jolie. Ni una palabra acerca sus opiniones respecto el futuro de México, los procesos mundiales y latinoamericanos, o bien el balance de la experiencia zapatista y sus avatares y evoluciones –que no han sido pocos- durante estos años. Ni una sola mención ni en las páginas de política o cultura. El simpático Marcos, que en su momento fue jaleado por pretender cuatro reformas sociales y por introducir el posmodernismo en parte de la izquierda derrotada y desorientada tras lo del muro, empezó a volverse incómodo cuando le dio por atacar más a fondo el sistema económico capitalista y el imperialismo, como han demostrado las últimas declaraciones del EZLN o las consignas esgrimidas durante el proceso de La Otra Campaña. Pues ahora que molesta, nada de darle ni un segundo de publicidad: le mola la Jolie y la mujer de Kichner le parece “un instrumento de los de arriba”. Cuento los segundos para que muestren una opinión suya acerca de Fútbol. Mujeres y fútbol, lo que se saca como tema con alguien de lo que no tienes de qué hablar.  Ah no, que ya lo hicieron en el pasado con el asunto balompédico.

 

2- Por su parte, otro titular me ha merecido una llamada de atención: Ataques a la sede del PSC en Barcelona. Convencido por un momento de que el PP se había tomado una revancha por lo del 13 de marzo de 2004,  cuando unos cuantos miles fuimos a sus locales a protestar –aunque pocos afiliados psoecialistas vi en ellas-, tuve que lee el micro-texto de la pieza. No, en absoluto. La noticia real es que un joven de Terrassa ha sido condenado a dos años y siete meses de prisión por ultrajes a la bandera rojigualda. Vaya juez simpático: dos años y siete meses. No podía haberse ahorrado ese pico para evitar que el chaval mamara trullo. Como no merece ningún tipo de comentario por parte de los media acerca si esto es desproporcionado, es una ida de castaña, o sencillamente tenemos una magistratura impresentable y políticamente muy muy infectada –en el mal sentido-, pues resaltamos el daño colateral, claro.

Total, que esta mañana me encontré la Universidad llena de pancartas y pintadas exigiendo su liberación y pidiendo su retorno a las aulas. Es que el chico es estudiante, y claro, es bastante normal que haya protestas al respecto. Yo lo que ando esperando es que el equipo de botarates que dirigen esta universidad digan una palabra acerca de la pena que ha caído a un miembro de su comunidad educativa. Aunque pocas esperanzas tengo por parte de estos señores, que por haber visto a los grises de lejos en su juventud y desde que ganó zapatero hace unos años parecen tener patente de corso para hacer lo que les dé la gana y de paso ningunear a todo aquel que se mueva en la foto. Y si sacan algo, será para exigir una condena unánime contra  las minorias que manchan y ensucian el campus. Parecen los de antes, tú.

 

3 - Mañana por la mañana, de paso, iremos a aburrirnos a la manifestación del 1 de mayo. No falten, aunque sea un tostón de dimensiones bíblicas.

Protest song'68

Mayo 68, no es sólo un comienzo.


Un espectro se cierne sobre los propietarios del orden establecido: el espectro de mayo 68.

Contra este espectro se han conjurado en santa jauría todas las potencias de la vieja Europa: Nicolas Sarkozy, Luc Ferry, Claude Allègre y otros más. No falta al llamado ninguno de los que comparten como único horizonte insuperable el mundo tal como es, y para algunos el final de la historia.

Para la Francia de la gente «respetable», el 68 es responsable de todo. Nicolas Sarkozy no dudó en hacerla estremecerse al evocar de nuevo el espectro. Para él «es necesario saber si la herencia del 68 tiene que ser perpetuada o si hay que liquidarla una vez por todas». Esta liquidación incluye no solamente los derechos sindicales, el salario mínimo y las formas de redistribución social del ingreso, sino también las conquistas logradas, entre otros por el movimiento feminista.

Como un ludión, el espectro del 68 sale de la reserva cada diez años. Y en cada aniversario se celebran exorcismos y misas de difuntos, entierros de primera y ceremonias de adioses, festejos oficiales, imprecaciones y actos de arrepentimiento de todos los que se han aliado al orden dominante.

Ya es hora de reapropiarse el 68, las realidades tras los mitos, el 68 de los proletarios (de la huelga general y de las ocupaciones), el 68 de la comuna estudiantil, el 68 de los muros que tomaban la palabra, el 68 de las barricadas que cerraban las calles y abrían la vía, el 68 que construyó el camino de las liberaciones y de las transformaciones sociales que se lograron en los años siguientes, el 68 que sopló en Berlín, Praga, México o Torino, levantando al mismo tiempo la esperanza y la crítica del mundo realmente existente, de las normas y las evidencias.

Lo que advino no era el único horizonte posible. Reflexiones críticas, colectivas y discordantes permitirán volver a encontrar la arena caliente debajo de las huelgas y de las esperanzas, a la luz de esta experiencia fantástica que aún marca nuestro tiempo.

Editores, revistas, periódicos, sitios internet, librerías, institutos y centros de reflexión, fundaciones, espacios culturales tratan de interpretar el mundo para transformar el orden de las cosas. Se han reunido y proponen organizar conjuntamente, en la próxima primavera, un encuentro «Mayo 68 no es sólo un inicio, es una actualidad urgente». Para eso lanzan este llamamiento, aquí y más allá de las fronteras.

De Le blog de Mai Ya hablaremos del 68,ahora que se cumplen 40 años.

Coffee mug

1- Sienta con nuestro café X el sabor de un mundo más justo. Ese reclamo utilizan en un bar de mi centro de trabajo para incitarnos al consumo de dicha droga de venta y distribución legal. No seducido por dicho eslógan, pero si con un ánimo científico y de curiosidad quasi infantil. le pegué un intenso sorbo a mi ejemplar, refrigerado con hielo, por si descubría en mis papilas gustativas un planeta tierra con todos los capitalistas expropiados y los políticos profesionales ensamblando llantas de Opel Corsa en una línea de producción. Pero no. Craso error. Súbitamente me devolvió al mundo real la imperiosa necesidad de evacuar y la ilusión del mundo más justo se desvaneció.

2-Pues al final fue provechoso el día: rosa, libro y libro. Ya comentaré locualo elqué.

Fischia il vento (II)

 

Música para ambientar la lectura, a falta -voluntaria- de imágenes

Tras la inmensa torta electoral en Italia, los que nos ubicamos en una izquierda radical tendremos que empezar a planear qué pasa y como podemos salir de este atolladero. El intento de copiar a la IU inicial por medio de una federación de los dos partidos comunistas, los residuos de la socialdemocracia y los verdes han concluido con la ubicación por primera vez en el ámbito extraparlamentario de esas tendencias ideológicas profundamente enraízadas en la tradición política italiana, salvo la ecologista, de implantación más reciente. Incluso el Partido Socialista Europeo carece de representación fiel en el parlamento italiano a día de hoy. Aunque más alucinógeno se me hace una cámara sin comunistas, algo que solo consiguió Mussolini de la manera que ya sabemos.

El mapa parlamentario italiano se ha convertido casi en un calco del norteamericano. Conversadores clericales que rozan la ultraderecha contra centristas moderadísimos que de vez en cuando gustan de toques de progresía para encandilar a las masas más o menos rojizas que todavía quedan, por tradición familiar, por vocación o educación. Ni el mismísmo Salvatore Giuliano, el bandolero que deseaba la anexión de Sicilia a los Estados Unidos poco después de la Segunda Guerra mundial, hubiera podido imaginarse algo así, pero al final ha sido.

Acerca lo que nos pasado aquí no he opinado nunca, pero creo que incluso hemos tenido demasiada suerte. Aquí padecemos una descomposición de lo que es IU terrorífica, fruto de mil causas externas e internas que no analizaré. Lo de allí, por el contrario, es de órdago, porque allí sí tienen gente, pese a que también la han perdido. De los años de apoyo total y explicito a los movimientos sociales, el PRC ha sufrido diversos giros tácticos que les ha llevado a gobernar dos veces con un tipo equiparable en lo ideológico a un Gallardón, y en cada giro táctico unos cuantos militantes saliéndose de la casa. Extrañamente fascinada la izquierda italiana con España y en concreto con Zapatero, el PRC ha imitado dentro de dicha españolización incluso a su referente de izquierda moribundo, y así le ha ido. Miedo me da cuando ibéricos y los de la bota nos inspiramos mutuamente en lo político, creo que ya tuvimos suficiente con el eurocomunismo hace ya más de 30 años y el calcar la liquidación del PCI por Ochetto vía Iniciativa per Catalunya.

Sinceramente, creo que tras los fructíferos años de la lucha anti-globalización –que sigue teniendo sentido, pero no la misma fuerza que antes- estamos en un proceso muy serio de retroceso, y no se va a escapar nadie. Movimiento el anteriormente mentado que fue usado descaradamente como trampolín político incluso por fuerzas del social-liberalismo, una actitud de la que no se escapa al 100% ni la izquierda más o menos consecuente y que con ese actuar es responsable de la perdida de fuelle de lo que era un movimiento critico y anticapitalista de masas. Solo nos queda construir, desde abajo, desde la calle y desde el conflicto social, sumando a los que se cansaron de lo de siempre y tienen su conciencia, a los quemados, y los que viven las terribles condiciones de vida de la sociedad española, que prometen ir –tras la previsible crisis del sector de la construcción- a peor. Y ni el show de los nombramientos de ministros-vedette, equiparable al programa de nominación nde candidatos de cualquier reality show, ni los biensonantes nuevos ministerios a cargo de tecnócratas prefabricados en los despachos de las Juventudes Socialistas van a cambiar nada. Nos queda nuestro esfuerzo cotidiano, pero ojo, que llevamos ya muchos desencantos, muchas historias que se repiten, y mucho abandonar la sociedad por el juntos podemos. De momento si estos vencen nos podemos dar por satisfechos, pese a que mis cúpulas sindicales sigan con el discurso casposo y de orden de toda la puñetera vida -y sus afiliados por contra apoyando la movilización-. Igual es el inicio de algo nuevo e ilusionante. Estaremos al tanto.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Esto es una empresa capitalista

El documental Numax Presenta no es una novedad en esta bitácora. Ya hablé de su secuela, 20 años no son nada, aquella que muestra la evolución personal de los protagonistas de la experiencia autogestionaria de la fábrica de electrodomésticos Numax en sus ultimos años de crisis final.

Joaquim Jordá filmó esta obra como encargo de los propios trabajadores de la asamblea, que veían como la aventutra autogestionaria llegaba a su fin tras un tiempo de esperanzas. El último medio millón de pesetas fue dedicado a poner en marcha una producción que recogiese la experiencia por voz de sus propios protagonistas.

Y pese lo bonito de la experiencia, las contradicciones no son ignoradas. Detalles como el mantener la producción y la gestión, pero no obtener una modificación real de la propiedad; la socialización del carnet de paro, la propuesta fallada de exigir la nacionalización con control obrero  o la nueva organización de las categorías laborales –tendientes hacia su desaparición- provocan divisiones en el seno de la plantilla, que pese lo que parezca no será lo que haga fallar la autogestión. Lo que conduce al fracaso es precisamente algo que varios trabajadores de Numax admiten: que el ser una isla en un contexto capitalista dificulta mucho las cosas, por no decir que las imposibilita –proveedores, ventas, competencia- y que en última instancia estaban asumiendo la solución de problemas que no les pertocaba a ellos la solución, sino a sus responsables: patronal y estado.

No deja de ser curioso la cantidad de paralelismos que se pueden encontrar en esta lucha de hace ya la friolera de 30 años y algunos conflictos actuales. Y no hablo de Argentina y sus fábricas ocupadas, y los debates que se dieron en el seno de sus naves y líneas. Sino a cómo incluso hoy día la izquierda más institucionalizada margina, obvia, e incluso sabotea todo aquello que no controle y se le escapa por la izquierda. A menos que sea capaz de recuperarlo electoralmente, cosa que no ocurre en los movimientos más conscientes que no dejan absorberse de manera fácil en este plano.  Por otro lado, el cierre absolutamente provocado de la industria por parte de sus patronos  para especular directamente con su terreno, es algo también vinculadísimo a la más rabiosa actualidad,

A pesar de ello, me gusta de este documental que ni Jordá ni sus protagonistas oculten ninguna de las diferencias internas, ni de las dificultades, que hubieron en dicha empresa. Que no son tomadas como la imposibilidad de una profunda transformación social, sino como el difícil camino que supone el hecho de que los trabajadores un día optemos por decidir ser dueños de nuestros destinos y vidas

Woman on the screen

Para que luego me acusen de egocéntrico, como me ha ocurrido recientemente por partida doble, otra vez me voy a referir a un amigo y sus tribulaciones. Dadas las draconianas condiciones del mundo de los guionistas, del impulso a las nuevas ideas y del apoyo de las productoras a nuevos valores, el colega Mariano ha optado por la filosofía del punk –el Do It Yourself- y ha lanzado su última idea directamente en la red. Con medios precarios y tirando de colegas para los actores, desde hace unos días el primer episodio de la serie A Verlas Venir está colgada online para su disfrute, regodeo y refocile. Lealtades personales aparte, a mí me ha gustado; cuando sucede todo lo contratio, suelo decir "está bien". Juzguen ustedes mismos.

I wanna live in Strummerville

Como caído del cielo, antesdeayer mi amigo Pakua me comenta -vía microscopia ventana del gmail Messenger- si me interesaba una entrada gratuita para el preestreno en España del documental Joe Strummer, vida y muerte de un cantante . Como se habrán percatado por el título de esta bitácora, y las eternas referencias que hago al personaje homenajeado en celuloide por Julian Temple y a las canciones de The Clash, me lancé de cabeza y a la hora convenida allí estaba ante la intelectual-sala de cine de BCN, el Verdi, centro neurálgico de la modernidad en la ciudad condal.

Es tan difícil ser objetivo con el documental que narraré solo los puntos que mas me llamaron la atención. El primero es la increíble cantidad de material absolutamente inedito que contiene el documental. Filmaciones en Super 8, fotografías familiares, imágenes poco vistas de ensayos y grabaciones. Es toda una gozada, por ejemplo, poder asistir a un visionado de un Strummer niño jugando con su hermano, o a unos recién nacidos Clash ensayando sus primeros y primitivos temas.

Por otro lado, es de agradecer que se dedique una parte importante de la vida de Strummer antes y después de The Clash. Sobre dicho grupo hay mucho ya escrito y incluso filmado. Sobre bandas primitivas o experiencias posteriores de Strummer no tantas. Y por supuesto, magnifico el recoger momentos de su infancia como hijo de diplomático, su juventud como squatter, como estudiante de Bellas Artes –el sitio donde iba todo aquel que no quería trabajar, según afirma el protagonista del film-, o sus años ya como padre y dudando si volver a la música, a la interpretación, o a cualquier tipo de actividad.

El personaje de Joe Strummer no es mitificado,  en palabras del director se le celebra, y se dibujan sus rasgos como lo que era, una persona tremendamente contradictoria, con sus más y sus menos, pero que en global hicieron de él un ser único y querido. Así lo describen todos los testimonios que –completados por entrevistas del propio Joe y retales de un programa musical suyo de radio- alrededor de diversas fogatas hablan del amigo al que conocieron en algún momento de sus vidas, o el músico al que vieron encima de un escenario dándolo todo. Y ahí los personajes famosos, musicos, directores de cine –que nunca son mencionados vía subtitulos- es cuando se mezclan alrededor de diferentes fuegos nocturnos con el compañero de casa okupa, el vecino, el amigo de la escuela de arte. Es sorprendente el último  Strummer que se nos dibuja, escuchando la música que le da absolutamente la gana y, siendo totalmente más punk que nadie, reivindicándose un hippy de corazón infectado por el inconformismo rockero y encontrando algunos elementos de todas esas culturas en la actualidad, en concreto en actos como las fiestas rave, expresiones colectivas de espacio de libertad, compañerismo y celebración de la vida.

Cuando murió de un estúpido ataque al corazón, guardé dos días de luto. Siempre me quedaré con sus palabras finales en el final. La gente puede hacer lo que quiera, cambiar todo aquello que quiera, cuando se dé cuenta de que con la codicia y actuando individualmente nunca obtendremos nada. ¿Hippie? Profundamente revolucionario.

Ha llegado el momento de la destrucción

Debo avisar de un detalle. Estas semanas voy a abstenerme de edulcorar los posts con imágenes, vídeos, o accesorios visuales de cualquier tipo. Es mi modesta respuesta a la banalización cada vez más obsesiva del ciberespacio, materializada en fotologs, maiespeises, y otras plataformas de impacto visual inmediato. Nos empieza a cansar el leer y eso es una hecatombe. Si empezamos a tomar esto como algo normal, el leer libros será en un par de décadas algo más aburrido y obsoleto que la rueca para hilvanar telas. No solo eso: la imposición de la consigna frente el razonamiento, del insulto efectista frente la persuasión… yo ya me entiendo. Además, un tocho de texto a la semana como suelo ofrecer es más bien poco. Así que tras esta larga digresión entraré en materia.

Por si alguien no lo sabia o imaginaba, y retomando el hilo del colega Mariano , esta semana me he abstraído de toda celebración simbólica religiosa, de toda programación televisiva y de toda la fenomenológica que concierne a estas fechas marcadas por el cristianismo como súmmum de la fe. Desconozco si se siguen programando films de Franco Zefirelli o de Mel Gibson por la tele, ignoro el número de encapuchados que han tomado la calle, no tengo datos acerca de si la turba de fieles del multiplicador de panes y peces –y expulsor de los mercaderes del templo, no lo olvidemos- es mayor o menor. Incluso a iniciativa familiar celebré el viernes santo con una alimentación basada en carne de primera calidad y cantidad desmesurada, en forma de entrecot . Me he dedicado a acostarme de día, evadirme de casa, poner la mente en otro planeta, destruir rutinas. He echado pestes de la televisión de estos días, cuya observación pueden evocar un fin de mundo bastante próximo, a tenor por el número de catástrofes, muertes, sucesos, apuñalamientos y demás noticias que andan transformando los telediarios en una visión catódica del diario El Caso. La visión hace unos días de unos hinchas de Boca Juniors escupiendo a un jugador adversario en pleno partido mientras realizaba un saque de esquina me confirma que el fin de la humanidad como tal anda cerca, y ríanse del cambio climático, que esto es mucho más serio de lo que parece. La emulación de los hábitos defensivos de ese animal de nombre Llama por parte de unos inocentes espectadores de La Bombonbera me ha supuesto la prueba efectiva de que nuestra evolución hacia el reino animal, sus leyes de la selva y su lucha por la supervivencia, el alimento, el territorio y otras necesidades básicas andan avanzando triunfantes ante la inoculación cotidiana de la idiotez neoconlib a cantidades industriales, casi hasta el borde de la intoxicación.

Pero ya nadie se acuerda de eso, ni de las elecciones, ni de Gallardón mosqueado, ni de profesores y alumnos tomando las calles, ni de nada. Las vacaciones, sumadas a la saturación de basura informativa, son provocadoras de amnesia y punto. Y ante la inminencia del fin de la humanidad, a algunos nos da por hacernos cuasi milenaristas.

No me hagan mucho caso, debía actualizar con algo, se me pasó esto por la cabeza, y lo plasmé antes de arrepentirme, que es lo que suele ocurrirme con el 90% del material que me pasa entre hemisferio y hemisferio cerebral durante mis tribulaciones diarias en los ferrocatas. Si han llegado hasta aquí, merecen un respeto. Buenas tardes a todos.

Lean on me!

El lunes me levanté y todo seguía igual. Las calles estaban en su sitio y nada había mutado: ni los autobuses ni el metro aparecieron pintados de rojo y negro, ni las milicias controlaban las calles, ni los jefes habían desaparecido y los sindicatos tomado control de la producción en los centros de trabajo. Nada de lo que el dramatismo ultra del superhéroe de las ondas clericales vaticinaba se había llevado a cabo, y seguíamos todos igual de jodidos pese al inmenso efecto placebo, casi morfinico, de las banderitas rosas frente a la sede del PSOE en calle Ferraz.

Ajenos a ese idioma, el avance de las ideas medievales hacen mella en la cotidianeidad. Desde mi ventana en la Universidad Autónoma veo una jornada de lucha en la historia del movimiento estudiantil. Los mecanismos de represión siguen siendo los mismos, pero esta vez son legales. Las porras ecológicamente sostenibles de los Mossos se liaron a ostias contra los estudiantes ocupantes de la facultad de letras, al parecer por el mero hecho de intentar bloquear con una barricada la entrada ante la previsible llegada de la policía catalana. La rumorología basura corre por el campus: es que los tíos habían hecho una barricada con ordenadores. Poco conocedor de los métodos de la autodefensa callejera, supongo que un ordenador personal no es buena materia prima para cortar vías de acceso. Pero corre.

A ello, la conselleria de Universitats, en manos de una esquerra, republicana, y catalana, aplaude el hecho y se solidariza con el señor rector, que por primera vez en 22 años acepta la entrada de policías en el recinto universitario. Y yo me lleno de orgullo: estos son mis niños qué fuerte vienen dando. Tienen el campus lleno de pintadas, carteles, la universidad patas arriba: rector fascista, di no a Bolonia, UAB s.a., Mossos Fora. El supuesto progresismo gobernante es mucho más listo reprimiendo que los neardenthales post-franquistas, te golpean igual y luego te dicen: no me miréis así, que yo corrí tras los grises. Los verdes de verdad y los republicanos d’esquerra se preguntan porqué una parte de sus posibles votantes han sudado un huevo de ellos. Si hubiesen visto el campus el día siguiente de la intervención policial, habrían entendido muchas cosas: ni un alma, ni un solo alma, huelga total y absoluta como hace años que no se veía. Poca inteligencia en campaña electoral.

La ministra de educación, por su parte, se cubre de gloria. Viene en Gaceta Universitaria, y se harta a usar neolengua: las tasas no uben nunca por encima del IPC, Bolonia es guai, protestar está bien pero no os vamos a hacer ni caso, perdón, aceptamos la pluralidad de ideas, el debate público y la excelencia. Eso y una inmensa nube de humo es exactamente lo mismo.

Los grandes partidos son ajenos a todo ello, es más, lo ignoran interesadamente, la lucha contra la derecha obvia las luchas sociales, cuando no las reprime o chafa. Obvia la lucha de clases que pocas veces forma parte de su análisis, o agenda política. Los defensores de la España Mejor de Zapatero aplauden el medievalismo de Transports Metropolitans de Barcelona, un ente que ante la demanda de los conductores de dos días de descanso semanal sin rebaja salarial, actúa como una empresa capitalista pura y dura lanzando anzuelos que busquen el rebote del ciudadano contra el huelguista. Si accedemos a ello, habrá o menos servicios o billetes más caros. Claro, y de los sueldos de directivos o de la financiación pública no habla ni dios. Pero observemos los mensajes de los jefes: Nosotros también queremos los dos días. Tanto rajar de Orwell para ver como la neolengua y el doblepensar avanzan a pasos agigantados junto con los valores olvidados del medievo.

Ahora me dirijo al metro, saturado de viajantes que son admitidos y expulsados por las puertas como si de la sístole y la diástole de un corazón se tratara. Cambiar la vida, en el fondo, también se trata de cambiar la vida: cama-comida-metro-trabajo-metro-cena-cama. Es otro mecanismo de alienación, el pasar la octava parte de la existencia en vagones de metro. Mientras tanto, un rostro del presidente, con un perfil recortado grotescamente con la plumilla del fotoshop, me promete una España mejor. Y por mucho fondo rojo que le ponga, no me lo creo. Aunque cada día sueñe con autobuses pintados de rojo y negro y en los al entrar que te saludan con la palabra “camarada”

Edito: Lista de temas de la sesión de Pakua y un servidor del pasado 7 de marzo. ¿Egocentrismo? Puede ser, el acto mismo de crear un blog o un fotolog tiene mucho de ello. Pero también sirve para comunicar ideas, estimado autor del Lazarillo de Tormes. Sí, sí, todo esto viene por sus estultos comentarios. A mandar.

Rebel Grrrl

1- No me convertí a ninguna religión de Dj's, pero es que este viernes me marco una sesioncita con un colega y me hace ilusión difundirla. Solo serán canciones interpretadas por voces femeninas, así que si gustan allí me encontraran a los mandos.

2- ¿Qué no actualizo? Esperen a que me acomode al cubículo que ocupo desde hace una semana en un despacho de la Universidad y los posts caerán como churros. Palabra. ¡Sí hay temas a patadas!

A la calle

A la calle

A la calle , a mostrarse a cuerpo, ¡que ya es hora! 
 
(post fotologuero, casi) 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Punkrockacademyfightsong

Quisiera comentar a los más allegados que mi primera experiencia como profesor ha sido un éxito. Quizás el dato no es exacto, dado que recuerdo haber dado alguna clase a mis propios compañeros de aula en primaria –els pronoms febles, los que hayáis estudiado catalán sabréis a que me refiero- e incluso un gran profesor de Historia en tercero de BUP me mandó en cierta ocasión corregir exámenes –no suspendí a nadie, lo más bajo fue un 4,5 con flecha ascendente-. Pero lo que sí que es cierto es que por primera vez me enfrentaba a un auditorio con una educación y valores radicalmente diferentes a los míos. Crecieron en épocas totalmente distintas a la mía. Digamos que ellos estaban en la cuna cuando yo ya salía a hacer encarteladas y pintadas nocturnas, para entendernos rápidamente. Y además, uno tiene prejuicios de cierta base, como la indisciplina actual de los alumnos, las bajas por depresión del profesorado, y todo ello unido a marcos legislativos cambiantes y siempre hacia atrás, como los cangrejos, y una financiación paupérrima que pretende además abrirse al capital privado y gestionarse como una empresa por la gracia del conseller “socialista” Ernest Maragall.

Pues lo apuntado. La clase fue muy bien, me sorprendí gratamente de no ser asaltado a la chepa como suele ocurrir con los novatos, obtuve respeto y silencio, así como participación y aportaciones al tema a tratar, que era la globalización económica. Supongo que el hecho político, es decir, el curtirse hablando en público durante años y años ayudará, como afirmaba Javier Ortiz respecto a la actividad periodística. Pero aún y así supongo que queda todavía mucho por hacer, aprender, y por supuesto reivindicar. La docencia puede ser gratificante, así como muy jodida para la cabeza en un momento determinado. Solo espero que estas prácticas obligatorias que estoy realizando no se queden aquí –como otras prácticas que hice en su momento en otra disciplina- y que no quede todo en el palomo que no hace verano.

PD: El vídeo arriba mostrado, de visionado obligatorio. Y esta cita , de asistencia ídem. La mejor campaña electoral es la movilización.

Cuba Sí, Nixon No

Cuba Sí, Nixon No

Mural Pathfinder, hoy desaparecido, pintado en el lateral de la antigua sede del Socialist Workers Party en Nueva York

Como está el patio, señores. Es que no se pueden ver ni los telediarios de podridísimos que están. Y ya no es una cuestión de manipulación directa, sino de inoperancia y falta de fondo y formación de los profesionales. Podría contar mil historias en mi paso por la universidad y el mundo de la prensa, pero no entraré en ellos. Viendo antiguos documentales de Informe Semanal, por ejemplo, observas  que los textos son redactados por  gente que sabe de qué habla, no por meros tecnócratas del titular y la máxima fácil.

Las noticias que nos llegan vía canales de información acerca de la actualidad cubana son risa. Tras la renuncia de Fidel Castro –tras un proceso electoral- a asumir la presidencia del gobierno, las barbaridades y la intoxicación sobre la isla han llegado a unas cuotas inauditas. Y los señores profesionales se han dedicado a repetir teletipos y declaraciones oficiales de nuestros politicuchos y nuestras instituciones oficiales. Todos desean el paso de la dictadura a la democracia, dicen. Conceptos manoseadísimos que en una mente crítica suenan a burla. ¿Por qué no admiten que lo que realmente desean es un paso del socialismo al capitalismo?. Me gustaría que lo dijeran de esa forma, mucho más sincera y honesta. Digan que lo que desean es que la propiedad social pase a manos de multinacionales, que la vivienda se privatice, que les importemos el paro, las hipotecas, los contratos basura, los recortes médicos, las carreras universitarias a precio de órdago, la delincuencia, las bandas juveniles, la indigencia y demás maravillas del mundo libre.

Pues eso, díganlo claramente: queremos la privatización total de los bienes que ahora son propiedad  y están al servicio de la población cubana, para que pasen a manos de nuestras multinacionales. Así igual les dejarían tranquilos. Ahí tienen a China, que la dejan muy muy en paz. Aunque vete a saber si es debido a la cantidad de moneda norteamericana que tienen comprada y con la que pueden jugar a su antojo si les da la gana con los yankis.

Hace poco llegaron a insinuar incluso que el rock en Cuba estaba prohibido, y que Audioslave fue el primer grupo extranjero en tocar en la isla desde los inicios de la Revolución. No sabía si llorar o reír ante semejante barbaridad. Pero cuela. Y cuela no solo en este asunto, sino en unos cuantos más, que es lo verdaderamente grave.

Pero hey, que rabien, que rabien. Si el socialismo en Cuba dependiese de una o un grupo reducido de personas, estoy convencido que no habría sobrevivido más allá del periodo especial que tantas penurias provocó al ciudadano cubano, pero tan valientemente fue capaz de superar.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres