Blogia
I Fought The Law

Fischia Il Vento

Fischia Il Vento Que nada, que ciertos señores del país de la bota han culminado su viaje a ninguna parte. El experimento que Achille Ochetto, ex secretario general del PCI, emprendió a primeros de los años 90, ha llegado a su estación término. En las últimas de aquellos convulsos años 80, el muy amigo del actual defensor del pueblo catalán salió en rueda de prensa, el día del partisano -25 de abril- anunciando que el antiguo PCI, el partido de la lucha antifascista, se iba a transformar en otra cosa. La Cosa, así se llamó el film de Nani Moretti que lo recogió. ¿Qué argumentación daba la dirección, ahora ex-eurocomunista, del PCI? Simplemente que no se les había dejado gobernar, que se habían estancado en un 30% de voto, que debían abandonar el ideario fuerte, el del comunismo italiano -profundamente renovador, y lleno de aire fresco- por otro más amplio, y desdibujado. La Cosa provocó debates muy profundos. No hablamos de dos o tres debates cupulares. Consistió en una convulsión absoluta de gran parte del pueblo italiano. Parejas que se rompían, seccionales sindicales de la CGIL agrietadas, casas del pueblo y centros recreativos totalmente alterados. Como era de esperar, la rica tradición de la izquierda italiana no iba a aceptar así como así convertirse en un partido equiparable al laborismo británico, a la tercera vía que anunciaban ya Craxi y Felipe González. ¿Seguro que lo impiderían? En 1992, los acontecimientos se aceleran. Llamémosnos Partito Democratico de la Sinistra, pongamos un arbolito encima del logo viejo y ya está. Adhesión a la Internacional Socialista. Fusión con grupos procedentes del radicalismo, del liberalismo y del republicanismo. Al centro, al centro, al centro. Ahora que ya no nos da votos, pongamos una rosita en nuestro logotipo en lugar de las herramientas. El hijo del mítico Enrico Berlinguer, Giovanni, es visto como un peligroso izquierdista. Moretti grita delante de la tele a Massimo D'Alema "di algo de izquierdas, por favor, di algo de izquierdas"
Después de todo el proceso, la suma de los dos partidos que se conformaron (Democratici di Sinistra, y Rifondazione Comunista) nunca fue superior a lo que consiguió el PCI en solitario en los 80. DS no es ya ni el partido hegemónico en el Olivo. Y todo esto ¿para qué?. Como me pregunto yo, mirando hacia mi tierra, ¿para que sirvió cargarse el mitico partido del antifranquismo y crear una amorfidad verde?. Me encantaría ver a Botón y sus amigos del bar Aurora de Bologna observando su partido 50 años después, como en su último congreso reniegan de toda su historia. Como Walter Veltroni considera la experiencia comunista italiana un error en sí mismo.Y como Piero Fassino nombra a Nenni, Turati, Saragat y Bettino Craxi, y no a Gramsci, Togliatti y Berlinguer, como ancestros políticos de la formación. Como la fascinación por los demócratas norteamericanos pasa de ser atracción a puro amor e identificación. Proyecto liberal reformista ¿cómo?. Y esto son los del Zapa? Cuando Togliatti diga que a por ellos, yo me lanzo, aprieto el botón y los mando a todos a la mierda, Pierre.
Menos mal que nos quedan alternativas

Escuchando: 100% - Sonic Youth
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

5 comentarios

sergio -

Qué me vas a contar...

Dernhelm -

Nos dejamos, nos dejamos siempre.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

lara -

ma cabreao lo de la florecita... q cabrones.

Astallon -

Asi que esto es lo que pasó con el partido comunista más poderoso de Europa Occidental desde el fin de la SEgunda Guerra Mundial? ... no lo sabia y realmente, preferiria no haberlo sabido nunca... vaya lástima y que MIERDA más grande...

Kali -

Bien, buen trabajo toni :D
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres