Blogia
I Fought The Law

Demolition

Image Hosted by ImageShack.us

Desaparece el edificio antiguo de la facultad de Geografía y Historia de la Universidad de Barcelona pasto de los bulldozers. Más allá de la terrorifica evidencia del paso inexorable del tiempo que supone este hecho para un servidor –unos cuantos añitos de mi vida ahí dentro- se confirman las sospechas que algunos estudiantes de arte y unos cuantos profesores nos temíamos hace justo 10 años.

El traslado de estas instalaciones era una asignatura pendiente desde finales de los años 80 del siglo XX que empezó a tomar forma a partir de las grandes movilizaciones de 1998 y 1999. Inmensos cristos estudiantiles que fueron provocados por la amenaza, ya latente, hacia 1995, de la desaparición de varios inmuebles de la facultad para iniciar la construcción del Parc Científic en su lugar.

Estas construcciones bajo peligro eran tres: los dos módulos de aulas pertenecientes a Filosofía y Historia del Arte, y la biblioteca de Filosofía, conocida como Ovni por su peculiar geometría de platillo volante. Feas para el gran público, una parte de profesores de arte, especialistas en arquitectura y alumnos apostamos fuerte por su conservación. No en vano, se trataban de exponentes de la arquitectura brutalista de los años setenta, muy inspirada en algunas experiencias y bocetos del futurismo y el constructivimo en materia de construcción de edificios. Volúmenes rotundos, uso de materiales considerados avanzados como el cemento, el vidrio y el metal, desprovistos de adornos y de una gran funcionalidad. Y en estos casos, hablamos de una de las pocas expresiones de este estilo de Catalunya.

Image Hosted by ImageShack.us
Aquí teneís una foto del edificio original, antes de que el terrorismo de la piqueta lo tirase abajo

Los aularios murieron bajo las excavadoras el verano de 1996 sin que apenas nos pudiéramos mover por su preservación. Todo lo contrario ocurrió con el Ovni, que durante mucho tiempo creímos salvado.

Esto cambió hace unas escasas semanas, cuando me llegan fotos de la demolición del mismo. Asombrado, indignado y horrorizado asisto a las instantáneas que sentencian su muerte. Más allá de sentimentalismos, creo que el arquitecto o el equipo que concibió el proyecto, omitió concienzudamente la posibilidad de conservar esta dependencia y, si cuela cuela, liquidarla.

Tras el derribo de la antigua Biblioteca de Filosofía, me reafirmo en que, aparte de los edificios singulares, las obras firmadas por los grandes en periodos de esplendor, y los estilos sagrados –gótico, modernismo-, por aquello que vende en definitiva, en el consistorio barcelonés existe una desidia por la conservación del patrimonio alarmante. Una dejadez que se refleja en otros casos que ya comenté en esta bitácora en relación al derribo de algunos edificios catalogados en Badalona, y derruidos por la operación especulativa del puerto-canal. Por no hablar de la liquidación del Poblenou, de sus instalaciones industriales y su idiosincrasia e identidad como barrio a favor del plan 22@.

En ocasiones leo como promotores de grandes barrios de bloques eran capaces de obtener los favores de la administración durante el franquismo para tirar abajo masías tricentenarias. O como la administración central de la monarquía de Felipe V arrasó el barrio de La Ribera en Barcelona para construir una fortaleza encima. O como la apertura de la Via Laietana, cerca del anterior, liquidó una infinitud de edificios del barroco y el neoclasicismo catalán. O como el mercado de Les Halles parisinas fue destruido para plantar en su solar el centro Georges Pompidou. Con diferentes dimensiones, con contextos variados, el patrimonio siempre está amenazado. De su defensa y conservación dependerá nuestra actitud y conciencia hacia él.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

I Fought The Law -

Esta es la contestación que he recibido de mi antiguo profesor de Arquitectura y Diseño, Alberto Estévez, uno de los máximos valedores de la defensa del edificio:
"Benvolgut Toni, gracias por la atención que has tenido de enviarme esto,
que por otro lado me ha llenado de mucha pena... En efecto, ya se veía
venir que cuando el vicerector canceló el derribo del ovni por la
presión de varios miles de alumnos y algunos profesores y algunas
instituciones, la UB iba a esperar un momento más propicio para acabar
con sus intenciones de derribo tarde o temprano... Y ahí está... El
momento ha llegado... Y unas piezas de tipología arquitectónica bien
insólitas en nuestro país han quedado definitivamente exterminadas en
pro de construcciones que no aportan nada... En fin... Gracias por
acordarte de mí y ¡adelante! Un abrazo, Alberto."
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Bernat -

Joder, quina "depre" m'ha agafat al veure la foto. He recordat un vell càntic:

"Si me quieres escribir,
ya sabes mi paradero
en la Facultad de Historia
primera línea de fuego..."

Pensava que al final estava catalogat, però ja veig que no!

Dani -

AAAAAAAGGGHHH!!!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres