Blogia
I Fought The Law

.

.

Ya hacía bastantes meses que no hablábamos cara a cara, pero ahí estábamos, en las escaleras del Ateneu Barcelonés, tras un maratoniano acto acerca de los famosos hechos de mayo del 37 en Barcelona. 8 ponentes, 8 tenores de primera fila exponiendo posiciones, en el mejor de los casos, contrapuestas y enriquecidas a golpe de titular, recorte, cita y libro lleno de polvo sacado de no se sabe dónde.

-Ferran, estás como un tomate.

-¡Pero como puede ser! ¿Sabes lo que les pasa a estos tíos? No solo que nunca se han creído la República, sino que no leen, o que no actualizan su discurso. ¿Te imaginas que a estas alturas de baile aún hablásemos de Nin como un agente de Hitler? ¡Pues ellos aún siguen con el rollo de la contrarrevolución! Es absurdo, a escala europea la contrarrevolución era sólo una, y se llamaba fascismo, justo lo que se estaba combatiendo.

-Me voy a ver la tele -dice uno de los ponentes- espero que estos tipos tengan el satélite en el bar, creo que retransmiten la Champions. ¿Dan algo hoy?

-El debate Segolène-Sarkozy… creo que íntegro y doblado

-¡Buf! Creo que me quedo con el Manchester-Milan

A estas alturas aún no he podido hablar, pero es lo que le pasa a los académicos apasionados: hasta que no sacan su tesis fuera de sí, o bien agotan su oxígeno, no paran de exhalar palabras y palabras.

-Y lo mejor de todo… trotskistas apoyando a anarquistas ¡hoy! Es que me parece alucinógeno.

Pepe Gutiérrez pasa al lado de mi interlocutor,  y a propósito de esto último, que justo acaba de oirlo, le espeta:

-Sabes que Trotsky no tuvo intervención directa en lo de Krondstadt.

-Ah, ¡no! Es decir, que en plena guerra civil rusa contra los blancos, ¡el ejército rojo no arrasaba cualquier sublevación en la retaguardia!

-No irás a comparármelo con los hechos de Barcelona como justificación…

-Mira, Pepe, dos cosas, la primera, que el mismo Trotsky llamaba oportunistas a los del POUM: contrarios al Frente Popular, pero participan de él; contrarios a participar en el gobierno, pero también en él…

-Si de eso ya tengo constancia…

-Y luego, honestamente: qué posibilidades tenía el POUM, reales y objetivas, de llegar a algo sublevándose contra la Generalitat. Dímelo sinceramente

- Bueno, fue una solución desesperada…

PG se despide, pero F continua con su discurso, esta vez con JLM-R

-Eso por no hablar de lo que hizo la propia CNT con el POUM en la crisis de gobierno de diciembre del 36. ¡Una patada en el culo! ¿Esos eran los aliados objetivos?

Podría seguir relatando un rato más, pero no. Pocas veces se dan debates tan estimulantes como el que hace unos días se realizó en el Ateneu. Con oradores tan sabios, conocedores de lo que hablan, documentados y con una capacidad de rebatir elevadísima

-Es que ya sabíamos que nos iban a eliminar físicamente a los de la CNT. Lo único que pasó es que algún sectores se anticiparon y desobedecieron a la dirección confederal. Después de la guerra hubiese habido otra guerra entre nosotros mismos –cara de alucine en el auditorio y media mesa de oradores- como final y colofón de la revolución, que se había aparcada. Y no albergo ninguna duda al respecto. El mismo Pravda lo decía “Hemos de acabar con esos anarquistas y republicanos”, decían en diciembre de 1936…

-Ese Pravda se demostró ya hace años que es falso, Just…-Martín-Ramos apostilla con academicismo y tranquilidad

La mención de la “revolución aparcada”  es aplastada por Bonamusa, algo que no comparte ni de lejos . Y así durante dos horas largas, en las que disfruto como un enano, y recuerdo de paso las similitudes que me evoca con respecto cierto gag televisivo histórico acerca de un partido de fútbol entre filósofos griegos y alemanes.

 
¿Y qué hago en actos organizados por locales de rancio abolengo? Es que hay cosas que no solo me interesan, sino que se convierten en pequeñas obsesiones cuando revisito una película o, en este caso, me zampo un libro como éste .

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres