Blogia
I Fought The Law

Sobredosis de ciudad

Image Hosted by ImageShack.us

Dar la vuelta a la manzana. Eso era como de crios llamábamos al salir a la calle diez minutos, a hacer nada la mayoría de los casos. La saturación de estudio estos días me lleva a airearme bajo los mismos parámetros, como mecanismo para enfrentarme con éxito a una nueva sesión de absorción de datos. Es en ese momento cuando cambio a Friedich Schelegel por el Raval, por Sant Crist, por esa barrera infranqueable que se llamaba A-19 y ahora C-31.
Subo por Passatge Milà i Fontanals. La calle se empina hasta conseguir unas rampas dignas de una clásica ciclista. Al final de la misma, un muro y unas escaleras. Subiendo los escalones, viejas pintadas en el cemento hechas con plantilla llamaban a votar. Sus señas, unos utensilios de trabajo y cuatro barras. Cuando subía esas escaleras con siete años no podía imaginar que ese enigmático logotipo iría tan ligado a mi experiencia posterior. Acabo de entrar por Àngel Guimerà, los bloques de Sant Crist son inmensos cubos de cemento que hubieran hecho revolverse en la tumba a Le Corbusier, ubicados sobre una montaña donde hace menos de 45 años habían viñas. Desde la misma, miro el recorrido hecho: allí abajo está la autopista, cortando la ciudad en dos mitades. Una herida sin cicatrizar a juzgar por la anárquica alineación de fachadas que aún se puede observar. Miles y miles de coches diarios en la que fue la primera vía rápida de España, el monumento al desarrollismo motorizado de los últimos años de dictadura. Un inquietante muro que crea a lo largo de Sant Crist, lleno de musgos, humedades, nervios oxidados del hormigón armado.
En el corazón de Sant Crist está la plaza Cuba, dispuesta a lo largo de la calle-tobogán del mismo nombre que va a estamparse a nuestro muro particular. La parroquía está en ella, donde a pesar de las veleidades anticlericales de mis progenitores fui educado en los valores de la catequesis. Eso de Dios y Jesucristo nunca acabé de entenderlo, pero al menos el impacto y la insistencia de luchar contra las desigualdades y contra el racismo imagino que me hicieron mella. Poco que ver con los batmans que se pasearon hace un par de días por Madrid. Al lado, el instituto de Formación profesional con peor fama de la comarca: I.E.S. La Pineda. Clases sociales bajas eran identificadas con follones, cristos, mal ambiente. Habladurías.
Una buena forma de volver de nuevo a casa es bajar por Montserrat, otro desproposito de vía urbana por el que las malas lenguas afirman se lanzaban los críos con monopatines para estrellarse luego bajo el radiador de algún Seat 1430. El triple tunel bajo la A-19 sigue como casi toda la vida, con esa lúgubre iluminación amarilla nocturna. Si no fuera por los graffitis, parecería que la imagen que tengo de la zona de hace 20 años fuera coincidente con la actualidad. Unos voluminosos bloques junto a la autopista me confirman lo contrario. Ahí se ubicaba la fábrica donde trabajaba mi padre. Llevar el almuerzo a las 8 de la mañana, tomar un cacaolat, el calor de aquellos señores vestidos de mono azul, son imágenes en principio demasiado frescas, pero truncadas por las máquinas que demolieron las instalaciones hace unos años. Pisos de lujo ocupan la zona ahora. Una suerte parecida corre medio barrio, como comenté hace unos días, fruto de las noticías que anuncian la construcción de un Corte Inglés en la antigua fábrica Llamas. Las construcciones de piso y planta baja, antiguas viviendas de obreros de lo que fue hace media década un pequeño barrio industrial periférico, desaparecen bajo las fauces de los tractores Caterpillar. La especulación, consideraciones económicas asumidas , no respeta ni la memoria personal, ni el paisaje donde se crió uno.
Hora de volver a casa y seguir con Kant.

P.D: Sin que sirva de precedente, el título del post es de un tema mi odiadísimo Ramoncín
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

maria -

Estoy con fredy!!! Si aceptas suggerencias, pon algo de sexo húmedo, para animar un poco el tema.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

fredy -

tio!! hoy no has escrito! vaya blog más poco actualizado..buuuh!!!

xD
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres