Blogia
I Fought The Law

Image Hosted by ImageShack.us

Me declaro forofo, fanático y consumidor obsesivo de las palomitas de maíz. Ya sean de kiosko, caseras, del cine o de las que regalan en los baretos heavys. Aunque haya alguna que otra hippie comeflores que le parezcan ofensivas contra la salud, a falta de otros problemas infinitamente más graves para el género humano en un sentido amplio. Con esta izquierda tan moderna, el capital ya puede descansar tranquilo por las noches. ¡Butifarra de pagés, Carme García!

Escuchando: High Voltage - AC/DC
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

5 comentarios

dernhelm -

El comentario de esta lumbrera me hace pensar en otra "insigne" mujer, Maria Antonieta, que, ante las protestas por las hambrunas preguntó las mujeres parisinas:
no teneis pan? pues entonces porque protestais? podeis comer brioche
Todos sabemos que e VERDE es un color que se compone de los primarios AZUL y AMARILLO.

ismael_idr@hotmail.com -

Asombrado que manera de prodecer de luchar por el obrero el peligro son las palomitas la siniestralidad laboral y el precio de la vivienda no son un peligro comparados ala sal, me anticipo a la propuesta de icv para este problema seran palomitas de colar verde sin aditivos para que el amiz sepa a maiz y como son de azucar salvaguardaran vuestras arterias desde luego estoy cada veez mas convencido y lanzo una propuesta para las proximas elecciones podria hablar del problema de la caries por los chicles o del grave asunto de los chetos estos asuntos oscurecen a la nacion, para la liberacion del mundo di no a las palomitas de maiz, aunque como esta el curro y la vivendo sera un bien de lujo ya sea comprarlas o tener tiempo de comertelas.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

maria -

En uno de mis esporádicos ataques de feminidad extrema, estuve 6 días haciendo régimen. En medio de ellos, me fui al cine, llevándome de casa unas zanahorias estupendamente peladas para ir royendo en los momentos de más tensión. Me zampé las zanahorias y más de la mitad de las palomitas de mi novio. ¡Es que son insustituibles!
A Dani: yo me ye pasado más de 15 días también sin un duro, pero la caridad de la abuela que te prepara los tuppers me ayudó, así cómo el pescar un inteligente chico que supo enseguida que después de invitarme a cenar tengo mucha más energía y ganas.

Dani García -

No me gusta citar a los fachas, pero en esta ocasión no se espera menos de mí que un riguroso "manda güebos", con su diéresis y todo. Manda güebos, cojones o cullons la individua de las palomitas. Con elementos como esta, ¿pa qué queremos enemigos?. Vamos, que antes de escuchar a esta "compañera" prefiero tragarme de pé a pa el último disco de reggetón del mercado. Me parece increible que esta subnormal se ponga a hablar de palomitas, roscas o cotufas en el territorio que piso, cuando en el Estado Español se pasa hambre, y no es ninguna exageración de rojito melancólico, no, aquí el menda ha pasado hambre, así, como suena, hambre, de la que te raja el estómago cuando estás a día 19 de mes y no te queda un duro ni pa comprar el pan, y registras la cocina y no te quedan ni las raspas o, con un poco de suerte, unos espaguettis que te puedes comer a palo seco o con un poco de mantequilla de la que queda pegada a la lata. Eso es hambre, y la hemos pasado muchos jóvenes obreros aquí, en Europa, en el mundo desarrollado. En algunos momentos una bolsa de palomitas me hubiera resuelto la vida antes de tener que pasar el apuro de bajar al bar del barrio, el de toda la vida, y pedir un plato de papeo por favor y me lo apuntas en la cuenta que te lo pago el mes que viene cuando cobre.

canserra -

Esta gente me desquicia, de verdad, leer sus comentarios y escuchar sus alocuciones me conduce directamente al suicidio mental....

P.D. El otro día me zampé una gigante de palomitas, que buenas.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres