Blogia
I Fought The Law

There goes in the Neighborhood

Image Hosted by ImageShack.us

"Antes de 1934, el Partido Socialista Austríaco se concentró en la construcción de su “Viena Roja”. Financiaron un programa nunca antes visto de viviendas sociales, educación y asistencia social con impuestos progresivos a los capitalistas. Desde 1923 a 1933 construyeron con este dinero 64.000 pisos. Otto Bauer primero desarrolló un plan de edificios socializados que debían ser gestionados a través de las estructuras democráticas de los residentes. Sin embargo, abandonaron este plan porque iba “demasiado lejos”. La “Viena roja” se podría haber convertido en una isla socialista en medio del mar del capitalismo, podría haber convencido a las capas más atrasadas de los trabajadores del campo y el PSA podría haber obtenido la victoria en el frente electoral e implementar el socialismo a través de medios parlamentarios."

Este es el Karl Marx Hof de Viena, uno de los llamados Bloques Rojos Autríacos: vivienda popular, barata, accesible a los trabajadores y de calidad. Además de estos elementos básicos, no podemos obviar una característica de esta arquitectura que dio paso al movimiento moderno: los espacios dedicados a usos comunitarios y a la convivencia, básicos incluso como base para la construcción de una sociedad diferente, donde deban primar los aspectos colectivos y solidarios por encima de los indidivuales. Invito a los lectores que piensen acerca de nuestros actuales bloques de pisos, y vean cuanto se ha llegado a pervertir estas ideas.

No hace falta que nos vayamos tan lejos para soñar. En el Passeig Torras i Bages tenemos la Casa Bloc. A los curiosos, invito a que lean sobre el GATCPAC y se informen acerca de arquitectos como Torras Clavé o Sert, sobre sus ideas, su modelo de sociedad. O como acabó sus días el primero de ellos.

El Karl Marx Hof fue, asimismo, lugar casi mitológico de la resistencia en 1934 contra el golpismo fascista de Dolfuss:

"En algunas partes de Viena los trabajadores lucharon durante tres días. El foco principal de resistencia estaba en los edificios socializados de Viena (la prensa burguesa los llamaba las “fortalezas”). El Karl-Marx-Hof, en el distrito 21 de Viena (Floridsdorf) fue bombardeado por los soldados del ejército austriaco. La huelga general no era sólida debido a que sectores importantes de la clase obrera, como los trabajadores ferroviarios, no fueron a huelga.
Los trabajadores cayeron derrotados el 15 de febrero después de cuatro días de lucha. Otto Bauer huyó a Bratislava. Murieron trescientos trabajadores y miles resultaron heridos. Los líderes de la insurrección fueron ejecutados"

Hasta unos bloques de pisos pueden ser el inicio reconstructor de la Memoria.

Escuchando: The Reds strike the blues - Redskins
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

Zenia -

SALUDOS DESDE EL CARIBE.
Creo que lo que más necesita este mundo es no olvidar su historia, aunque muchas corrientes han tratado de hacer creer que ya hemos llegado al fin de ella. Me ha gustado su página. Creo que ya soy adicta. Seguiré en contacto.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

brocco -

OH, GENIAL, CUÁNTO SE APRENDE CON USTED, DON TONI!

helena -

jeje mu maja la foto. Gracias por la información, mi guía no da para tanto ;)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres