Blogia
I Fought The Law

Santa Maradona (III)

Santa Maradona (III)

El revolucionario debe moverse entre las masas como pez en el agua, y no ser extraño a ellas - El chino poeta, militar, político, y discípulo de Lao-Tse, Marx, y Tsun Tzu.

¿Puede uno tener sus ideas y gustarle el fútbol? Sí, sin duda. ¿Puedo ruborizarme de que se haga un espéctaculo acerca del buen resultado de la selección española y sus resultados? Me lo produce. ¿Que se mezcle patriotismo, exaltación de la monarquía y sufra en tv la publicación demensajes de móvil mentiéndose con quien no se tienen que meter? También ¿Me produce el mismo efecto con el Barça? Un poco menos ¿Equiparable? Sí ¿Que el Sport es un tebeo casi tanto como La sexta? ¡Sin duda!¿Qué los jugadores en las selecciones nacionales no se mueven por dinero, sino por obligación, como por contra sí lo hacen los clubs, y eso lo hace más digno? Matizable, pero puedo admitirlo. ¿Que el cuarto gol contra Ucrania fue glorioso? Y tanto ¿que me gustaría que la selección llevar la tricolor y cantara el Himno de Riego con el puño en alto al inicio de cada partido? ¡Vaya pregunta! seguro que las cosas irían mejor ¿Qué como deporte colectivo tiene un valor añadido como es la cooperación, frente a la competitividad de los individuales? Cierto ¿Qué en los países pobres es una salida a la miseria y al ghetto, tanto casi como Buscapé huía de la marginación haciendo fotos en Cidade de Deus? Es una solución individual, pero pase ¿Que fomentar el deporte de base con recursos y financiación es una forma de sacar a la juventud de la droga, la violencia y las bandas en según que países, incluyendo el nuestro? Ciertísimo, y en algunos países lo saben y lo sabían muy bien. ¿Que es un mundo podridísimo? Creo que no hay duda, ¿hay que hablar de Berlusconi, Tapie, Nuñez...?

Que el tener unas ideas nos impidia sopesar un fenómeno de masas como son algunas expresiones deportivas de élite, con todo lo que pueda tener de alienador, nos separa de la gente. Y eso lo sabían Vázquez Montalbán, Eduardo Galeano. Lo tenían/tienen que asumir con contradicciones desde dentro Menotti, Angel Cappa, Jorge Valdano, Pedja Mijatovic, Lucarelli, Iríbar, Oleguer Preses. Hasta un tal Ernesto Guevara era seguidor del Rosario Central, seguía la liga argentina, y rechazaba la rivalidad Boca/River.

Escuchando: Planet Telex - Radiohead

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

6 comentarios

Zenia -

Estoy disfrutando el mundial de fútbol junto a mi niña de 14 años. A las muchachas de por acá les encanta.
Discúlpenme los españoles: mi equipo es Argentina y después Brasil... regionalismos del tercer mundo... ja ja ja.
¿Por qué al Che no le iba a gustar el fútbol?. Ser revolucionario no quiere decir convertirse en un robot despojado de los más primarios sentimientos humanos.
Viendo el fútbol aumenta la secreción de la hormona masculina testosterona, ello explica las manifestaciones de violencia cercanas a él.
Habría que averiguar por qué tantas mujeres en el mundo ven el fútbol. Estoy segura que no es solo por lo guapo y varoniles que se ven los jugadores... ja ja

La Tomaquera -

Qué coincidencia... Raül Romeva tambien se justifica en su blog sobre la afición al futbol. Solo que él se pone mas místico, ya sabes: "Com diu el poeta, res del que és humà m'és aliè"
Sin complejos, ostia! Nos gusta el fútbol! No es irnos de putas!

el autor -

¡Ese era Menotti! Exacto, dónde andará ese gran hombre, uau.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Kanaima -

Y por cierto, que fue de aquel seleccionador de Argentina, comunista, que para referirse a las carencias de su selección hablaba del "proceso", al igual que los militares hablaban de la dictadura?? "Este proceso es lo peor que nos puede pasar... Hay que acabar con el proceso de inmediato..." Grandes obras de la politica subliminal.

Kanaima -

Ya, pero en cuartos lo más seguro es que nos encontremos con Brasil y ahí va a haber unas risas...

Anónimo -

Todo lo que quieras, pero como pasen de cuartos nos vamos a tragar el "Opá" hasta "navidad".
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres