Blogia
I Fought The Law

Miedo y asco en Valencia

Miedo y asco en Valencia

Habíamos llegado allí por el ansia de hacer cierto turismo, de ver cosas, de explorar ciudad en un sentido no intrínsecamente vinculado al pisar bares y dormir en casa de extraños. Ahí estábamos los tres, como los críos de Barrio, pero más entrados en edad, en un puente de nueva factura que empalma con otro más antiguo, creados ambos para salvar el cauce antiguo del Río Turia, hoy escaparate de la TurboValencia que Rita Barberà construye gracias a la inestimable ayuda de sus amigos enriquecidos a base de euroladrillos.

La verdad que no sé como reaccionar ante semejante agresión sensorial. Tengo delante de mí la Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia. Me mantengo en silencio intentando asimilar de manera racional el impacto en mi retina. No deja de parecerme una especie de recinto a lo Fòrum 2004 de Barcelona, pero sin el envoltorio pseudoprogresista. Lo cual me parece más respetable, por más honesto.

-Um, es, es, como faraónico, ¿no?

-Más bien sí.

-Parece un escenario de Blade Runner. Solo faltan las navecitas.

-Y los replicantes. Y Daryl Hannah – añado.

-Y Sean Young, ¡sobre todo Sean Young!

Reímos los tres al unísono.

-Pues al conjunto en general no acabo de verle la gracia, igual de aquí a 100 años… Por cierto, ¿para qué sirve?

-Hay una ópera, salas de actos…

Mientras le voy dando a la cabeza como es posible que todo ese conjunto se mantenga sólidamente construido sobre un terreno de material de aluvión.

-Si te fijas, Toni, es un casco romano. Un solo pilar aguanta todo lo que es la raspa superior, que se mantiene en un voladizo continuo.

-Pues –me dice otro de mis acompañantes- por lo visto aquí hacen la presentación del nuevo coche de Fernando Alonso. Y no te lo pierdas: invitan a 1000 personas, y solo por acudir ya reciben un teléfono móvil de regalo.

-Joder.

-Sí, y además uno de ellos será el afortunado al cual Fernando Alonso llamará a su recién estrenado teléfono para comunicarle que es el flamante ganador de un Mercedes-Benz.

-Mil tipos representativos del mundillo valenciano. ¡Y no me han invitado! Estos no se enteran -mi anfitrión, bromeando, se ofende.

Está todo claro. Concuerdan las piezas del puzzle entre mis neuronas. Los de Vodafone y la factoría alemana de coches de lujo patrocinan y motorizan al equipo del astro asturiano de la fórmula uno. Pero hay algo que no me cuadra en toda la historia.

-¿Y porqué aquí, en Valencia? Sería más lógico en Inglaterra, cerca de la sede de Mc Laren, o en Alemania, por lo de Mercedes. Aquí me parece un poco absurdo.

-La Rita, que apuesta fuerte.

Hoy me he enterado que las administraciones valencianas se han dejado 4 millones de euros para traer el evento a la ciudad del Turia. Alucino un poco. Instalaciones faraónicas para actos faraónicos. El Barrio del Carmen cayéndose a pedazos y el Cabañal reducido a un ghetto. Sin ir más lejos, esa misma mañana había cogido un paleolítico convoy de la línea uno del metro de Valencia, y había pasado por la fatídica curva donde una composición ferroviaria de las mismas características se estrelló pocos días antes de la llegada del Papa a la ciudad. Uno de los accidentes ferroviarios más graves de la historia de España.

Poco antes, y mientras pasamos a la altura las cocheras de València Sud en dirección Paiporta:

-Mira, un convoy siniestrado en las vías muertas. ¿Es el del accidente?

-No –me dice mi anfitrión- Unas semanas antes hubo una colisión de dos trenes entre Paiporta y Picanya. Los trabajadores del metro llevan meses quejándose de la nula inversión y las malas condiciones de trabajo y de seguridad laboral.

Y se dejan la pasta en el Fernandito Alonso. Obsceno. Políticamente obsceno.

Escuchando: Then Comes Dudley - The Jesus Lizard

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

Rita Barberá -

Hola!
Soy Rita Barbera.

Iros todos al Infierno malditos rojos de mierda, que no sois nadie!!

ja ja j aj aja.

Zenia -

¡Cómo está tu blog¡. Te leo y me surge una media sonrisa, a flor de las comisuras...qué humor.. ¡joder¡, como dicen ustedes.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Kali -

Hombre...penny lane, eso de que Valencia Sucks... habrá de todo como en todas partes. Y no todos los valencianos estan contentos con su alcaldesa, igual que no todos los catalanes son Carod Rovira, o todos los salmantinos le damos vítores a nuestro alcalde.

PennyLane -

ufff solo políticamente obsceno? yo lo encuentro obsceno también moralmente....

Valencia sucks y los valencianos contentos porque su alcaldesa es "tan campechana q hasta da el pregón de las fallas"; sin pararse a pensar en lo q realmente debiera hacer.

BEXETS!!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres