Blogia
I Fought The Law

God save the queen

God save the queen Hoy, dentro de los múltiples paquetes llenos de periódicos que debo mandar a varias sedes de empresas, he advertido un detalle. La hoja que lista los pedidos para la dirección de La Caixa me advierte que el señor Juan Antonio Samaranch se ha ido de vacaciones y que no debe incluirse su prensa. Verbigracia: el diario deportivo As, el idem Marca, el diario liberaloide El Mundo, el semanario de actualidad Interviú, y un Herald Tribune, spupongo que para darse cierto lustre. Así que el ex-franquista, ex-presidente del COI y actual presidente honorífico del auténtico gobierno catalán -La Caixa, claro-, es forofo del Real Madrid y consume una mediocrísima revista mezcolanza de reportajes sensacionalistas y erotismo para pre-adolescentes. La repugnante imagen del magante en su despacho me ha hecho voltear la vista hacia el montón de revistas Diez Minutos recién descargados de la furgona de reparto. Uau. Me concentro en la imagen.
Carlota de Mónaco con su noviete, eso sale en portada. El tipo es un pijo de la ostia que lleva inpunemente una camiseta de Sex Pistols con su consorte cogidita de la mano. God Save The Queen en la cami, y la imagen de Isabel II de Inglaterra con un imperdible punk en la nariz. No sé si es un sarcasmo, ignorancia, o bien que el sistema lo absorve todo. Pero desde luego la Queen de ese poblado de antiguos piratas llamado Mónaco, y a la postre abuela de la Carlota de las narices, creo recordar que salió de Hollywood para acabar sus días estampada en su Rover 3500 en una cuneta. Lo que hace un apellido. Llamarse Grimaldi, o Borbón, o dos-Sicilias, o otros, te exime de por vida de tener que, por ejemplo, tener que consumir cafés dobles por vía parenteral a las 4 de la mañana para poder ir al trabajo. Pues no, al final Dios no salvó a la Reina, seguro que por un asunto de falta de Gracia.
No sé que tiene ese pánfilo del Diez Minutos que me supere. Yo llevo camisetas de Black Falg, de Iggy Pop, y me rodeo de señoras más resultonas que la Carlota esa. El Apellido, es el apellido, que conlleva pasta, tío. Y es que tuvieron que ponerte nombre de fascista, primer apellido de famosa florero inútil, y segundo de alguien que me provoca chistes, si se conocen mis ideas políticas. Mala suerte, no podrás ir al yate ni conducir ninguno de los Ferraris Maranello que ahora mismo ves delante tuyo, en el remolque de un camión.
La gente enferma, los pollos radiactivos provocan el caos. La gente tiene tan poco libre que no puede ni ponerse a cocinar. Hay que optar por un pollo radiactivo. Algo que nunca le pasaría a otro monarca caído, ese al que le han dedicado luto nacional, que aplica la ley islámica en su país, y que fomenta el islamismo más cafre, violento, y medieval que encarna ese amigo del Señor Arbusto; el de las galletitas. Me niego a hacer luto nacional y me pongo una camiseta, punk también, bien rojita.

Finaliza la mañana Como si fuese un furgón blindado de Prosegur, cruzo la concurrida Avenida Diagonal con un par de miles de euros en mi bolsillo. No hace falta advertir que no son míos. Manejar tantos billetes a lo largo del día para luego quedarse con las migajas es una broma de muy mal gusto.

Escuchando: God save The Queen - Sex Pistols
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Gagarin -

Jejeje, mola eso de que los kioskeros no hagan juramento de secreto profesional y podamos saber que lee la burguesía. El Marca, que la imagen de Samaranch con los pantalones bajados, cagando, y leyendo las declaraciones de Robinho le quitan el aspecto de nazifranquista decrépito y le hace más asequible (a unas fuertes collejas que le desnuquen).
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Colibrí Lillith -

Qué dura es la vida de Kioskero, lo que hay que ver, lo que hay que oír, lo que hay q vender... U.U
En fin, te comprendo, compañero :_)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres